Misterios de las SS

Misterios de las SS nazis alemanas

En el momento de Hitler logró hacerse con el poder, siempre ideó estrategias que le permitieran mantener el control de todo el gobierno, y lograr cumplir cada uno de sus planes de conquista. Durante este periodo, se convirtió en uno de los dictadores más sanguinarios de toda la historia, lo que lo llevó a la necesidad de un cuerpo de seguridad que le fuera fiel y siguiera sus directrices. De esta manera, mantendría sometida a la nación.

De aquí, nace las Schutzstaffel, mejor conocidas como las SS, fueron un escuadrón militar, encargado de proteger y defender al Partido Nazi, y posteriormente, fieles servidores de Adolf Hitler. Han sido catalogados como un grupo violento y sanguinario, autor de crímenes contra la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Quien asumió el control de estas tropas fue Heinrich Himmler, y las preparó para la ejecución de la solución final, que se centraba en la aniquilación de la población judía, a la que consideraban como una plaga para la raza aria. Con esto, se dio inicio a la construcción de los campos de concentración, que serían destinados a trabajos forzados y exterminio.

Los integrantes de las SS serían asignados a estos campos para cumplir las directrices del plan denominado la solución final. Sin embargo, al ser comandos de obediencia a Hitler, se han creados ciertas dudas, y muchos se preguntan cuáles son los misterios de las SS que todavía no salen a la luz.

Las SS y Heinrich Himmler

Heinrich Himmler fue el comandante y director de las SS. Preparó a estas para tropas para conquistar Europa, hacerla bajo el dominio de los Nazis y hacer de la raza aria la única raza que habitara este territorio.

Misterios de las SS

Sin embargo, él buscaba implementar estrategias de estímulo que llevaran a la plena obediencia de los integrantes de las SS hacia Hitler y sus altos cargos. Himmler o era un fanático religioso, pero se dedicó a utilizar simbología de este tipo durante el adoctrinamiento de los candidatos.

También, para el entrenamiento, estudió grupos religiosos, ya que se sentía inspirado en la manera en que se organizaban y la fuerza que demostraban. Tal fue el caso de los Jesuitas, su principal ejemplo para la preparación de las SS. Pero a pesar de esto, fue mayor el interés de las tropas hacia el sadismo y las actividades sangrientas, lo que los llevó a ser parte de este grupo.

Experimentos científicos

La falta de empatía, y las actitudes de psicópatas que poseían los integrantes de las SS, los llevaban a formar parte de las acciones más deplorables hacia la raza humana. Con la llegada de los prisioneros a los campos de concentración, algunos eran seleccionados para llevar a cabo ciertos experimentos, que más allá de ser investigaciones para la ciencia, se trataban de actos de tortura.

Los Nazis pertenecientes a las SS, disfrutaban de someter a pruebas de resistencia a algunos prisioneros. En invierno, los sumergían en agua helada y los dejaban ahí por horas. La mayoría morían en el proceso, pero los que sobrevivían, eran sometidos a estudios para mejorar a los soldados. También, era un método efectivo para extraer información de los prisioneros enemigos.

Misterios de las SS

Además, eran los encargados de obligar a los judíos a cumplir los experimentos que preparaban los científicos. Al querer hacer el agua de mar potable, los soldados se encargaron de verificar que los sujetos seleccionados bebieran distintos líquidos para poder obtener los resultados de las pruebas.

Pero el médico Josef Mengele, perteneciente a las SS, fue quien dirigió algunos de los experimentos más atroces. Estudió a los gemelos que llegaban al campo de concentración Auschwitz, donde estudió su genética haciendo comparaciones en distintas reacciones del organismo.

Las pruebas iban desde inyecciones de enfermedades, amputaciones y creación de gemelos siameses, hasta provocarles la muerte para estudiar el cuerpo tras el deceso y comparar la reacción de los cadáveres.

Pureza racial

Los miembros de las SS era un grupo sanguinario, que posiblemente fue educado y manipulado por Adolf Hitler gracias a su carisma, para cumplir su plan de eliminar todo vestigio de la existencia de los judíos, a los que consideraba seres inferiores que solo eran una amenaza biológica para la raza del hombre blanco alemán.

Fueron condicionados a sentir odio hacia estas personas, lo que los llevó a cometer actos deplorables hacia la humanidad. Sin embargo, se protegían alegando crímenes falsos contra los prisioneros, para justificar su detención. Además, los engañaban para encaminarlos a su exterminio.

Misterios de las SS

La realidad, es que no solo se dedicaban a proteger el gobierno de Hitler. Una de sus primeras directrices era mantener la pureza racial. Por tal razón, eran las fuerzas encargadas de poner en práctica los métodos de ejecución y comprobar que eran eficaces.

Pero hasta ellos formaban parte del protocolo para asegurar la pureza racial. Durante el periodo Nazi, se creó la Oficina de Raza y Asentamiento, donde eran estudiados los candidatos interesados en ingresar a este grupo militar, y determinar si eran puros y calificados para ingresar. Además, sus familiares y prometidas también sometidos a un estudio exhaustivo para comprobar que su círculo no se encontrara contaminado con la presencia de judíos.

Este resulta uno de los misterios de las SS más contradictorios, ya que se consideraba que era un escuadrón de defensa de la total confianza de Hitler. Sin embargo, existía cierta desconfianza a la hora de seleccionar a los futuros cuerpos militares.

Destrucción de los campos de concentración

Cuando Hitler empezó a perder su influencia, y vio que se acercaba el momento de su caída, preparó un plan que permitiera mantener ocultos los secretos del imperio nazi. Los campos de concentración eran los lugares que mayor información almacenaban acerca del funcionamiento de la dictadura de Hitler, por lo que se preparó se destrucción para no dejar pruebas algunas.

Los integrantes de las SS fueron los encargados de llevar a cabo de poner fin al funcionamiento de estos lugares de terror. No solo se dedicaron a demoler las instalaciones, sino que también buscaron desaparecer los registros de los prisioneros y trabajadores que habitaron alguna vez los campos.

Misterios de las SS

Aunque se esforzaron al máximo, no todos pudieron ser desaparecidos, y de ahí se tomó la evidencia para juzgar a cada uno de los implicados. Sin embargo, hubieron ubicaciones de las que no quedó ningún rastro incriminatorio, por lo que se desconoce realmente lo que sucedió dentro, llegando a ser uno de los misterios de las SS que se ha llevado más secretos a la tumba al desconocer que pasó realmente con los prisioneros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *