Rituales de la masonería

Rituales de la masonería

La masonería ha estado sumergida bajo rumores de teorías conspirativas y relacionadas con sectas, llegando a ser tomada como un grupo de personas dedicadas a actividades reprochables. Pero al ser una organización que solo da a conocer una parte de su funcionamiento, muy difícil resulta saber cuál es el objetivo de la misma.

Un miembro de esta institución puede reconocerse públicamente como masón, pero no puede señalar a sus compañeros. Además, existen límites en cuanto a la información que se puede divulgar.

Rituales de la masonería

No cualquiera puede convertirse en masón. Para ser parte de este grupo, es necesaria la invitación de una persona que ya es miembro. Además, un consejo determinará si eres apto para unirte como masón.

Si una persona logra formar parte de esta organización, a partir de ese momento debe cumplir con cada uno de las reglas que se imponen al solicitante. Y es que los masones han sido reconocidos por establecer el orden sin acortar la libertad.

Pero quien desee ser parte de este grupo, debe cumplir con los rituales de la masonería, que le permitirán probarse ante el resto de los miembros y demostrar que si se entrega en cuerpo y alma a la secta.

Rituales de iniciación dentro de la masonería

La masonería se ha destacado por efectuar rituales especiales para sus futuros miembros. En el momento en que se considera digna a una persona, se le prepara para formar parte de una ceremonia, donde se juramentará y prometerá fidelidad a las leyes establecidas por la logia.

El ritual marca una diferencia entre el antes y después que se cumple la ceremonia. Se trata de un ser que busca emprender un viaje de autoexploración. Pero para esto, el iniciado debe superar pruebas, con las que demostrará estar capacitado para recibir un nuevo conocimiento.

Para llevar a cabo el ritual, el iniciado es sometido a un análisis de su moralidad, y por primera vez, entra en contacto con algunos símbolos de la masonería. Durante toda la ceremonia, el ambiente es lúgubre y oscuro.

Rituales de la masonería

Un miembro lo guiará hacia el templo, donde cambia sus ropas al traje de iniciación. Y luego sus ojos serán vendados. Este paso representa la falta de iluminación de conocimiento de quien solicita entrar a la logia.

Cuando se inicia el ritual dentro del templo, es sometido a otro interrogatorio, para luego ponerse de rodillas. El resto de los miembros debe recitar una oración. Y luego empieza su viaje a través del templo, que culmina frente al Maestro Venerable, quien le pedirá que se quite la venda si acepta todas las condiciones para formar parte de la masonería.

Pero, aunque esta es la manera en que transcurre la ceremonia, los rituales de la masonería varían dependiendo del grado en que la persona vaya a iniciarse. Y con estos, vienen distintas reglas y leyes que cumplir, así como nuevo conocimientos. Al existir muchas logias de masonería. Solo los tres primeros grados coinciden en todas. El resto varían en cada una.

Ritual para Grado de Aprendiz

El primer grado que adquiere un integrante de la masonería, es el aprendiz. Dentro del templo, se encuentran los miembros de la logia, mientras fuera se encuentra el solicitante. Se anuncia que alguien desea iniciarse en la masonería, y se da la señal para que se le deje entrar.

El candidato debe tener los ojos vendados. Además, se le coloca una soga al cuello. Debe tener el pecho descubierto, y su pantalón enrollado en la pierna izquierda. Con esto se demuestra que es hombre y que se encuentra sano. Un Guardia lo acompaña, llevando una daga con la cual le apunta al pecho.

Luego un Diácono lo acompañará frente al Maestro Venerable, quien recitará una oración. Y al finalizar, será guiado a través del templo, siendo presentado a los otros miembros masones. Termina su viaje en el centro de la sala, donde verá colocar el pie izquierdo apuntando al este del templo y el otro al sur.

Rituales de la masonería

Afirma que desea continuar con el ritual, y se arrodilla frente al altar, poniendo su mano derecha sobre la Biblia, y en la izquierda sostiene un compás presionando su pecho izquierdo. Se juramenta, y luego se le quita la venda de los ojos, donde el Maestro Venerable anuncia que el nuevo hermano masón ha decidido seguir la luz.

Tras ser recibido por el resto de los miembros, se le declara que en caso de no haber terminado el ritual, la daga hubiera atravesado su corazón o hubiera sido ahorcado con la soga. Y si llega a divulgar alguna información, su garganta podría ser cortada. De esta manera, finaliza el primero de los rituales de la masonería para la iniciación.

Ritual para Grado de Compañero

Para iniciar el ritual, todo aquel masón que tenga un grado menor al de Compañero, no puede estar presente. Igualmente, tendrá los ojos vendados. Esta vez, será el pecho derecho y la pierna derecha lo que llevará al descubierto. Además, le colocarán una soga en la cintura con dos nudos. La ceremonia inicia anunciando que cuando se inició como Aprendiz, llevaba un compás en el pecho, y que ahora lleva una escuadra.

Rituales de la masonería

Hará dos veces el recorrido a través del templo, y luego un guardia lo guiará frente a los miembros principales. Aquí presentará el saludo del Aprendiz, seguido del saludo del Compañero, y la contraseña. Se girará hacia el oeste, y luego quedará de rodillas frente al altar. Aquí se juramentará, aceptando cumplir las leyes de la logia, así como ayudar a sus hermanos masones, y a las viudas de antiguos miembros masones y a sus hijos.

Ritual para Grado de Maestro

Previo a la ceremonia, el candidato debe deshacerse de cualquier pertenencia considerada como mundana. Llevará el pecho desnudo, y ambas piernas expuestas. Y alrededor de la cintura, una soga atada tres veces. Cuando se le da la señal para que entre al templo, el Maestro Venerable le dará una bendición.

En esta ocasión, deberá darle tres vueltas a la sala, acompañado de un Diácono Mayor, quien irá recitando una oración. Los tres miembros que presiden la ceremonia, darán un golpe de martillo la primera vuelta, dos la segunda, y tres a la tercera vuelta. El recorrido finaliza en el sur del templo, donde se le solicita dar el saludo de Aprendiz.

Luego, es guiado hacia un miembro en el oeste, donde se le solicita la contraseña del Grado Compañero, y luego se le otorga la contraseña de Maestro.

Rituales de la masonería

Una vez frente a los miembros principales, se le indica realizar movimientos ceremoniales, para dar paso a la juramentación. Debe colocar en el altar el compás y la escuadra, y luego poner sus manos sobre la Biblia. Realiza el juramento, donde acepta seguir las reglas y leyes de la masonería, así como obedecer a los maestros masones, y no provocar la irá de sus hermanos.

Este se considera el último de los rituales de masonería básicos, que se encuentra presente en cada una de las distintas logias. Los siguientes grados, reciben nombres más elaborados, y cada uno varía según la logia a la que se forme parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *