pesar el alma

¿Es verdad que se puede pesar el alma? ¿Cuánto pesa?

Parte de la esencia del ser humano, proviene del alma, un elemento inmaterial, que según distintas religiones, forma parte de nuestra existencia. Según dicen, sin el alma, el cuerpo humano no funcionaría adecuadamente.

Si existe el alma o no, es un tema que ha causado mucha confusión. El hecho de ser algo invisible e impalpable, nos hace pensar si en realidad hay algo dentro de nuestro cuerpo, que permita darnos la vida. Y es que hasta lo expertos en ciencia, no han visto el alma como algo espiritual o religioso, sino como parte de la conciencia humana.

Pero si se trata de algo que forma parte de nuestro ser, surge la duda si esta tiene algún peso. Y es que esta pregunta, con el tiempo, se ha tratado de encontrarle una respuesta lógica, lo que lleva a otra interrogante. De ser cierto, entonces, se podría pesar el alma.

El alma, un peso invisible

A diferencia de todo nuestro organismo, según las religiones, el alma es un elemento espiritual que solo habita el cuerpo hasta la muerte. De esta manera, el alma de una persona, tras fallecer, abandonaría su recipiente, y con el tiempo pasaría a formar parte de otro cuerpo. De ser así, daría lugar a la teoría de que una persona ha tenido vidas pasadas.

pesar el alma

Pero resulta interesante pensar, que esta agrega un peso extra al cuerpo. Por lo que, al momento de morir, se sentiría más liviano el cadáver. Si esta teoría es cierta, existe la posibilidad de que un alma añadiría la misma cantidad de peso en cada cuerpo que habite.

Pero es difícil de probarlo, ya que una vez que muere una persona, es imposible conocer que otro cuerpo habitará, y en cuanto tiempo lo habitaría. Si esto se pudiera predecir, entonces se podría pesar el alma en distintas ocasiones, y se determinaría si es capaz de aumentar o disminuir de peso.

Un estudio que determina el peso del alma

Al ser una interrogante bastante llamativa, un profesional en física, Duncan MacDougall, decidió poner en práctica sus conocimientos matemáticos, y desarrolló una estrategia que podría ayudarlo a determinar si realmente el alma tiene algún peso o no.

Para poder pesar el alma, se debe practicar la técnica con personas que estén cercanos a la muerte. No resulta agradable ver gente morir, pero fue la manera más sencilla de comprobar si había algo dentro del cuerpo humano, además de las partes que lo componen.

pesar el alma

Se pesaba a la persona poco antes de morir, y se registraba el peso mientras estaba vivo. Una vez que ocurría el deceso, era pesado el cadáver de la persona, y se registraba el peso posterior. Siempre se veía una diferencia de pocos gramos menos, por lo que se determinó que el peso del alma era tan solo de gramos.

Pero surge otra duda ¿Realmente estos gramos de menos, son el alma? SI bien, podría tratarse de este elemento, también podría decirse que en el tiempo en que la persona tardó en morir, puso perder masa muscular. Lo que nos da una probabilidad de que la teoría de que el alma tiene peso todavía no está comprobada.

El alma pesa 21 gramos

Mientras se realizó el estudio para determinar si era posible pesar el alma, algo que llamó la atención, es que en muchos de los casos, los cuerpos ya muertos solo disminuían 21 gramos. Si bien podría tratarse de una casualidad, también puede darse por sentado que todas las almas, posiblemente tienen el mismo peso.

pesar el alma

Pero si es un elemento invisible de 21 gramos, existe la duda si puede cumplir la misma función en distintos cuerpos. Aunque se han establecido rangos de pesos saludables, existen personas con sobrepeso, y en estos casos resulta intrigante pensar si 21 gramos de alma pueden lograr que el cuerpo humano funcione correctamente.

¿Distintas almas pueden tener distintos pesos?

Pero, de la misma manera, durante el estudio que se realizó, también se presentaron unos pocos casos, donde el supuesto peso del alma variaba en cada persona. Se desecharon estos resultados, y se determinó un peso estándar de 21 gramos.

Si se toman en cuenta los casos desechados, surgen dudas que dan a lugar a nuevas teorías. Se podría decir que el alma se adapta a cada cuerpo, tomando en cuenta las necesidades de cada uno. Pero entonces, cómo es posible que la mayoría pese 21 gramos.

pesar el alma

También se pregunta si existe la posibilidad de que se vea afectada por eventos durante la existencia de la persona, que da a lugar una variación del peso del alma. En este caso, se diría que las religiones tienen cierta razón, y es posible que nuestras acciones afecten directamente a esa parte esencia de la existencia. Pero, de ser así nos preguntaríamos, cuáles son esas acciones que permiten una disminución de peso.

Y una pregunta de mayor relevancia que surge, es si podría haber una posibilidad que otro tipo de acciones permitan que el alma aumente su peso, llegando a pesar más de 21 gramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a nuestro canal de Youtube