Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver

Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver

Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver. Ha sido el accidente marítimo más recordado de la historia, el hundimiento del Titanic no sólo representó la caída prematura del coloso transatlántico, sino que tras su trágico final, descenas de historias y misterios han surgido con el tiempo. Para hacer de este acontecimiento, un evento fascinante de investigación.

Violet Jessop

Una de esas historias es la de Violet Jessop, una camarera del Titanic, que logró sobrevivir a la catástrofe del barco. Pero aquí es donde aparece el dato interesante para unos, e inquietante para otros. Tiempo después se supo que esta mujer también sobrevivió al hundimiento de otros trasatlánticos, importantes de la época.

El primero de ellos ocurrió el 20 de septiembre de 1911, cuando Violet Jessop prestaba sus servicios al rms olympic Queen. En aquel entonces el barco más grande del mundo, que desgraciadamente colisionó, con un buque británico tan sólo un año después. La mujer estaría presente entre los tripulantes del rms titanic, al momento de su colisión con él iceberg, siendo de nuevo una de las afortunadas supervivientes.

Con estos dos terribles incidentes sobre el mar en menos de un año, cualquiera pensaría que Violet Jessop, estaría lo suficientemente afectada como para querer apartarse del mar y conseguir trabajo en tierra firme. Pero tras la colisión de un buque llamado británico en 1916, se descubrió que entre el grupo de supervivientes de nuevo se encontraba la joven Violet Jessop. Esta mujer se tiene como uno de los pasajeros más misteriosos que estuvo a bordo del Titanic.

Rms Titán

Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver

Luego de más de un siglo desde el impactante hundimiento del Titanic, aún continúa sorprendiendo hasta el más escéptico. Esto último se debe a la predicción más precisa y escalofriante que se haya relacionado con la tragedia, y salió a la luz nada menos que 14 años antes del incidente. En un año donde incluso nadie sabía que este barco llegaría a existir para 1898, en una revista bajo el nombre de futility, se hizo pública la narración del hundimiento de un enorme transatlántico de nombre Titán, quien además colisiona contra un iceberg en las aguas del océano atlántico.

Coincidencias

Pero las coincidencias de este relato de ficción con el accidente real, catorce años después, apenas comienzan. El Titán descrito por Morgan Roberson en su obra, guarda más similitudes con el Titanic. Su peso y longitud además de la capacidad de pasajeros son prácticamente idénticas, y el autor hace referencia al titán como un barco plagado de lujos para algunos de sus pasajeros. Pero que entre sus deficiencias estaba la falta de botes salva vidas suficientes para llevar un rescate completo de los pasajeros y el personal. Una descripción que prácticamente encaja con la del Titanic, pero el detalle que hace de estas coincidencias un misterio aún más siniestro, es que tanto el capitán del Titán como del Titanic tienen el mismo apellido.

Dadas las circunstancias en que se dio la tragedia del Titanic, muchos datos y cosas ocurridas antes durante y despuésde su hundimiento no se han podido ni se podrán resolver jamás.

El sarcófago de una momia del antiguo Egipto

Una de ellas es el sarcófago de una momia del antiguo Egipto que fue trasladada junto con los miles de pasajeros y cargamento del transatlántico. De ser verdad esto último, el resto de este ser descansa hoy con los del barco en el fondo del océano. Se dice que dado a su valor no fue colocado su féretro en la bodega de la nave, sino detrás del puente del mando del capitán Edward John Smith. Todo se realizó con el mayor sigilo.

Para aquellos años la actividad arqueológica proliferaban las tierras egipcias, en donde se dieron varios descubrimientos de cámaras que resguardaban los cuerpos de momias milenarias, y de las que se presume una fue a dar hasta el transatlántico después de negociaciones ilegales entre comerciantes y arqueólogos estadounidenses. Se trataba del cuerpo embalsamado de una princesa sacerdotisa de los tiempos de Amenofis cuarto, también conocido como Akenatón cuya momia estaba provista de los adornos y amuletos de rigor.

Producto disponible en Amazon.es

Dado a la creencia de que la profanación de estos muertos pueden acarrear terribles maldiciones, tal y como ocurrió con la maldición de Tutankamón y sus descubridores, quienes murieron de manera trágica. Ese dato incierto ha hecho pensar a muchos que quizá este siniestro y secreto cargamento a bordo del Titanic, pudo haber sido la razón de la sucesión de desgracias ocurridas ese fatídico 14 de abril de 1912.

Bucle Temporal

LA CIA VIAJÓ EN EL TIEMPO Y FILMÓ A JESÚS

Lo siguiente son dos hallazgos insólitos que para muchos indican que algunos pasajeros del trágico incidente del Titanic, pudieron haber quedado atrapados en una especie de bucle temporal. El 24 de septiembre de 1990 un barco pesquero descubre en el atlántico norte, a 300 kilómetros del suroeste de Islandia, a una joven sentada en un iceberg, temblando de frío. Aparte de su mal estado físico la joven tenía otra peculiaridad, iba vestida con prendas bastante antiguas. Como si perteneciera a décadas pasadas.

Cuando sus rescatistas le preguntaron por su nombre, ella contesta que se llamaba Winnie Coast, y además la náufraga pregunta por los demás pasajeros que venían con ella. También que si su barco, el cual llamaba Titanic se había hundido por completo. Todo aquello dejó consternados a los que la atendían. Tomándola como una persona que había perdido la cordura en altamar. Eso hasta que al llegar a tierra, comprobaron que una de las personas de la lista de pasajeros del mítico navío, tenía el nombre de Winnie Coas.

Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver

Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver

Tan sólo un año después, el 9 de agosto de 1991, otro navío noruego encuentra aun nuevo náufrago que correspondía a un hombre de edad avanzada, cerca del mismo lugar para sorpresa de sus rescatistas. Este iba vestido con un uniforme de la empresa propietaria del Titanic. Su aspecto físico así como su vestimenta, parecía indicar que ese hombre había sido un miembro de la tripulación del Titanic. Para muchos no había duda de que se trataba de Edward Smith. Capitán del barco que fue declarado desaparecido junto con el hundimiento del Titanic.

Lo que estás por escuchar se tiene como un dato completamente real, sucedió un 17 de abril del año 1976, cuando Lloyd Detmer, un radio telegrafista del buque Theodore Roosevelt, recibió un mensaje ese o ese en el que su emisor solicitaba asistencia pronta, ya que el barco en el que iba se estaba hundiendo. El mensaje era bastante claro la ayuda era solicitada de un barco llamado Titánic.

Cuando Detmer hace saber a su superior del mensaje ese o ese y su origen, este incrédulo lo toma como una broma y le da la orden de ignorarlo y continuar con el viaje. Sin embargo el radio telegrafista no había quedado tranquilo con la posibilidad de que fuera una broma, decide llevar a cabo una investigación por su cuenta, para llegar al fondo del críptico y misterioso mensaje.

Trabajo de rastreo e indagación

Comienza entonces un exhaustivo trabajo de rastreo e indagación, que al final le reveló algo espeluznante y difícil decreer. Se dio cuenta que aparte del mensaje que él mismo recibió, habían varios reportes en donde se informaba sobre mensajes de auxilio solicitados por un supuesto barco llamado Titánic. Cada informe además, se venía reportando desde 1924 en un intervalo de seis años, hasta 1972. No se sabe cómo ni el origen exacto. Pero los mensajes existían y ellos constituyen uno de los misterios más insólitos relacionados al hundimiento del barco más grande del siglo 20.

Artículo: Grego

2 thoughts on “Los misterios más estremecedores del Titanic que nadie ha podido resolver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *