anunnaki 2

¿Qué son los Anunnaki?

La primera mención de los Anunnaki fue encontrada en textos sumerios muy antiguos y la palabra significa “los que descienden del cielo”. Eran considerados como una raza de seres muy avanzados y poderosos que diseñaron a la humanidad hace cientos de miles de años.

Según los relatos sobre el origen de los Anunnaki, estos provenían de un planeta conocido como Nibiru en el que habitaban seres humanoides muy superiores a los humanos, aunque con cierto parecido a nosotros.

Este planeta se encontraba en nuestro sistema solar y orbitaba entre Marte y Júpiter y su atmosfera comenzó a tener problemas que ponía en riesgo la vida de los Anunnaki. Esto obligo a que esta raza saliera de su planeta buscando oro, ya que este metal tenía algo que podía ayudar a salvar a su planeta.

La llegada de los Anunnaki a la Tierra

Cuando el planeta orbito más cerca de la Tierra, hace 432 millones de años a.C., los Nibiruanos usaron sus naves para enviar a algunos individuos a la Tierra buscando oro. Una vez que llegaron al planeta azul establecieron una base en lo que miles de años después sería la antigua Mesopotamia.

Los maestros Nibiruanos encontraron grandes depósitos de oro en lo que hoy es África del Sur, por lo que enviaron al pueblo de los Anunnaki a que se encargaran de extraer el oro por ellos. Es decir, los Anunnaki eran considerados como la clase trabajadora o clase baja del planeta, esto a pesar de que sus características mentales y físicas eran mucho más avanzadas que las de los humanos.

Los Anunnaki crearon a los humanos

Los Anunnaki no tardaron en revelarse a sus superiores y les exigieron que les permitieran crear una raza inferior que realizara el trabajo pesado por ellos. Los Nibiruanos lo meditaron y permitieron que crearan una raza inferior que pudieran usar para realizar este tipo de trabajo.

Para crear a esta nueva raza los Anunnaki combinaron sus genes con los de los primates más avanzados que pudieron encontrar en la Tierra. Se cree que encontraron a los Australopithecus.

anunnaki

Al principio dos de sus líderes, Ninmah y Enki, crearon una raza de seres muy fuertes y con un gran tamaño para que trabajaran en la Tierra ayudándoles a extraer el oro. Sin embargo, esta raza tenía el gran problema de no poder reproducirse, por lo que los Anunnaki tenían que estar creando más de forma continua.

Después de muchos intentos por fin pudieron crear una raza que se adaptara a sus necesidades y que pudiera reproducirse por sí misma: los Homo Erectus.

La caída de los Anunnaki

El planeta Nibiru solo orbitaba cerca de la Tierra cada 3,600 años, por lo que conforme el planeta se alejaba los grandes maestros fueron regresando a su planeta. A este ciclo de 3,600 años se le conocía como un Sar.

Los Anunnaki permanecieron en la Tierra para asegurarse de que su nueva raza esclava siguiera realizando los trabajos de minería para juntar grandes reservas de oro.

Sin embargo, los humanos fueron hechos a semejanza de los Anunnaki, por lo que no tardaron en tener deseos propios y en querer tener una buena vida. Esto llevo a que los humanos se relevaran contra los Anunnaki y muchos consiguieron escapar de las minas para establecerse como humanos libres lejos de sus creadores.

Luego de que paso un Sar (3,600 años) y los maestros regresaron, vieron que los Anunnaki habían perdido el control de la nueva raza y los condenaron a trabajar en las minas de nuevo. Asimismo, al ver que las especies que habían creado serian un problema, decidieron crear una raza que fuera más inteligente: los Homo Sapiens.

Pero aún quedaba el problema de los esclavos que habían conseguido escapar y encontrar a todos sería un gran problema. Afortunadamente para ellos se acercaba el gran diluvio, en el que se dejaría morir a las especies antes creadas y solo se dejaría vivir al Homo Sapiens junto a otras razas animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *