bilocación

Personas que han estado a la vez en dos sitios: Bilocación

La bilocación es un fenómeno en el que una persona o su presencia puede estar en dos lugares distintos al mismo tiempo. Las historias que se conocen sobre las personas que han experimentado la bilocación son muy variados, ya que en algunos casos podían llegar a interactuar con su entorno y en otros solo se podía ver la figura de esa persona.

Hasta hoy en día no se ha encontrado ninguna explicación lógica para este fenómeno, aunque algunos expertos creen que la bilocación se puede llevar cuando un cuerpo permanece en un lugar y en otro se presenta una representación de la misma persona. Dicha representación puede ocurrir de forma sobrenatural o por una intervención divina.

bilocación

Los investigadores que señalan que se trata de un milagro hecho por Dios afirman que la bilocación se puede llevar a cabo en cuerpo y alma. Por otro lado, los ocultistas, teósofos y espiritistas ven a la bilocación como un viaje astral, en el que el cuerpo físico queda “sin vida” mientras que el alma o la energía de la persona viaja a otro lugar.

Casos asombrosos y conocidos de bilocación

El caso del almirante George Tryon

La historia de bilocación del almirante inglés George Tyron es una de las más conocidas. Ese evento se ocurrió el 22 de junio de 1893 cuando él iba a bordo del barco “Victoria” como su capitán. Durante ese viaje su barco tuvo un accidente con otro navío de su misma escuadra naval, y el barco comenzó a hundirse ceca del puerto de Trípoli.

Los sobrevivientes del accidente contaron como el capitán se había hundido heroicamente con el barco intentando poner a toda la tripulación a salvo, ya que el accidente fue ocasiono por una maniobra que él había ordenado.

Sin embargo, al mismo tiempo en la ciudad de Londres, la esposa del almirante y cientos de invitados que estaban en una fiesta en su casa vieron como Tyron cruzaba el salón del evento dando grandes pasos y sin decir una sola palabra. La figura del almirante siguió avanzando hasta un pasillo y desapareció, ya que su esposa intentó alcanzarlo para decirle algo cuando llegó al pasillo ya no había nadie.

El caso de San José de Copertino

En la religión hay varias historias sobre bilocación, pero ninguna de ellas es tan famosa y llamativa como la de San José de Copertino, quien asistió al lecho de muerte de su madre sin salir del convento de Asís en el que se encontraba.

En la historia se cuenta que su madre estaba por morir y mientras agonizaba decía: “¡Oh José, hijo mío, nunca más te podré ver!”. Pero a los pocos minutos dentro de la habitación apareció una figura resplandeciente con la forma de San José d Copertino que parecía flotar arriba de su madre. Al verlo, su madre grito llena de alegría: “¡Oh fray José, hijo mío! Ahora puedo descansar”.

El Santo se encontraba en un convento que estaba a cientos de kilómetros de distancia. Las personas que estaban con José aseguraron que éste comenzó a llorar y que rápidamente se dirigió a la iglesia a orar.

El caso de Vladimir Ilich Uliánov, “Lenin”

Vladimir Ilich Uliánov, mejor conocido como Lenin, fue uno de los personajes más importantes dentro de la historia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Rusia, por lo que su historia de bilocación también es muy conocida.

Esta historia ocurrió el 19 de octubre de 1923, tres meses antes de que el dirigente muriera. En ese día uno de los guardias del Kremlin escuchó una conversación telefónica entre su oficial en servicio y uno de los administradores de Lenin.

Al parecer su oficial le había hablado al administrador para preguntarle por qué Lenin estaba en su oficia del Kremlin buscando entre papeles y por qué no estaba siendo acompañado por su escolta. El administrador se mostraba confundido y le aseguraba al oficial que eso era imposible, ya que Lenin estaba en su casa tumbado en la cama bastante enfermo.

Varios de los guardias y de las personas que estaban en el Kremlin aseguraron haber visto a Lenin. De hecho, dos de los guardas del Kremlin aseguraron ver cómo Lenin salía del edificio despidiéndose de ellos dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *