zombies-reales-existen

Los zombies reales existen en Haití: la realidad supera a la leyenda

Durante la década de los 70 y 80 dominaron el cine de terror y ficción, sin pensar que hoy en día pudiesen establecerse en la sociedad. Hablamos del zombie de Hollywood. Esta fantasía cinematográfica que escapa de cualquier esquema antropológico siendo irreal en la nuestro mundo. Sin embargo, y aunque no lo creas, los zombies reales existen, específicamente en Haití. Se tratan de personas que han sido enterradas “simbólicamente” pero que en realidad se encuentran vivas y conscientes durante su funeral.

Este es un acto llevado a cabo por círculos secretos quienes se encargan de ajusticiar a aquellas personas que causan un mal en la sociedad. Dado que la justicia de los tribunales suele ser muy lenta, los haitianos tienden a infligir a los victimarios una condena mucho peor que la muerte: ser un zombie. Como resultado, se convierte en un ser sin libre albedrío y sin espíritu.

zombies-reales-existen

Este descubrimiento estuvo a cargo de un antropólogo británico llamado Roland Littlewood junto con el médico Chavannes Douyon. Ellos estudiaron a tres individuos identificados como zombies, luego de hacer reconocidos como personas fallecidas. Los haitianos aclaran que para dar vida a estos zombies es necesaria la distinción entre los diferentes elementos del ser humano. Estos elementos son: el cuerpo, el Gwo Bon Anj (principio vita) y la Ti Bon Anj (que guarda bastante similitud con la conciencia y la memoria).

Los haitianos creen que la conciencia y la memoria pueden ser extraídas del ser humano. Estas son capturadas y almacenadas por un Bokor. Se trata de una especie de mago espiritual cuya finalidad es ayudar o maldecir a las personas para que estas alcancen o no sus objetivos, usando métodos muy poco éticos. Entonces, ¿los zombies reales existen?

¿Producto de la ciencia o la brujería?

Como dijimos, hemos sido bombardeados todos estos años con películas sobre zombies, tan ficticias que, en ningún momento llegamos a pensar que fuese un hecho real. A tal punto que el hecho de imaginar que en Haití existan zombies reales, nos parece una idea irrisoria. Pues esta es una realidad común en la pequeña isla del Caribe y no debe tomarse como un juego sino como algo muy serio.

Para lograr que una persona se convierta en zombie es necesario hacer uso de la magia y la brujería. Esta es una práctica muy conocida no solo en Haití, sino también en el Caribe. Esta a menudo se presenta a través de la santería o el vudú.

Los zombies reales de Haití son personas que han vuelto del mundo de los muertos para habitar entre nosotros. Esto se logra a través de rituales mágicos dirigidos por sacerdotes vudús conocidos como bokors o houngan.

En la mayoría de los casos, la zombificación se aplica como un castigo, lo cual también sirve como advertencia para quienes intentan realizar algún. Sin embargo, hay veces en las que esta brujería se aplica para crear esclavos en granjas y plantaciones de caña de azúcar. Datos registrados en 1980 revelan que un enfermo mental afirmó haber sido un esclavo zombie durante al menos dos décadas.

Descubriendo los zombies reales

Pasaron muchos años en los que la civilización consideraba a los zombies como espectros pertenecientes a un mundo irreal. Sin embargo, durante la década de 1980 una verdad salió a la luz. Un científico de nombre Wade Davis aseguró encontrar un polvo el cual podía crear zombies, dando así un basamento científico a las historias de zombies.

Si bien el científico no creía en la magia vudú, si estaba seguro de haber encontrado una sustancia que envenenaba a las víctimas a tal punto que las convertía en zombies. Se trata de la tetrodotoxina, una potente neurotoxina que se encuentra en diferentes animales, entre ellos el pez globo.

Wade aseguró haberse infiltrado en las sociedades secretas de bokors. Una vez dentro, pudo extraer diferentes muestras del polvo zombie. Estas muestras luego fueron analizadas para descubrir su composición. Gracias a este descubrimiento, Davis a escribió su libro ‘La serpiente y el arco iris’, manuscrito que luego sería llevado a la pantalla grande en un film del maestro del terror Wes Creaven.

Magia y ciencia para crear zombies reales

Durante muchos años, Davis obtuvo el reconocimiento por ser el científico que lograra revelar el misterio de los zombies. Sin embargo, sus afirmaciones luego fueron cuestionadas por científicos escépticos quienes aseguraban que sus métodos eran poco científicos. Alegaban también que las muestras proporcionadas por Davis no eran válidas. De igual modo, la cantidad de tetrodotoxina reveladas en las muestras no eran tan altas como para transformar personas en zombies.

Por otra parte, señalan que la dosis aplicada por los bokors debe ser precisa. Usar una gran cantidad de la toxina mataría fácilmente a una persona. Esto hizo que muchos expertos en magia haitiana indicaran que, además de usar la neurotoxina para crear zombies, también es necesaria la magia aplicada por los brujos. Gracias a ello se formaba una combinación única que permitía crear zombies reales.

Un fenómeno que sobrepasa lo racional

Como hemos mencionado, según los principios del vudú, solo un bokor o hechicero puede traer a la vida a una persona. Los zombies se mantienen bajo el control del bokor dado que estos pierden el libre albedrío. Sin embargo, además de la teoría científica, también se presenta una creencia de que existe un zombie astral. Es decir, el bokor toma una parte del alma humana. Al hacerlo, el hechicero logra incrementar su poder espiritual.

Esta creencia se fundamenta en el control del alma del zombie. Al bokor capturarla, tiene el poder para obligar al zombie a hacer diferentes tareas. El zombie astral suele mantenerse en el interior de una botella o de un cráneo. El zombie astral suele ser vendido personas que desean alcanzar diversos beneficios. Algunos lo buscan para mejorar su suerte, su salud o tener éxito en los negocios. Sin embargo, existe la creencia de que el alma regresa de nuevo al zombie. Esta creencia permite considerar a estos seres como una entidad espiritual temporal.

Una leyenda vudú también describe que el uso de sal puede provocar que el zombie retorne a su tumba. Esta creencia se basa en el folclore haitiano, donde la sal da al zombie sus sentidos perdidos. Por lo general, luego de echar sal sobre el zombie, este puede atacar a su bokor o simplemente volver a su tumba y morir.

Este hecho hace que nos planteemos una duda interesante: ¿Es el fenómeno zombie el producto de una composición química o realmente se trata de un fenómeno que trasciende lo natural y lo racional? Para encontrar la respuesta, es necesario dar nuevamente una mirada a los zombies reales en Haití.

¿Cómo es un zombie real por dentro?

Un reconocido medico haitiano decidió realizar una tomografía computarizada a un hombre que se creía estar en estado zombie. Luego de realizar el estudio encontró que habían ciertos daños en el cerebro, el cual tenía una privación del suministro de oxígeno. Como consecuencia, el hombre se comportaba como si no tuviese alma. Son muchas las historias relacionadas con los zombies reales en Haití y de seguir hablando sobre ello, necesitaríamos demasiado tiempo.

En conclusión, muchas personas afirman que la tetrodotoxina crea a los zombies. Sin embargo, existe la duda sobre si se puede o no capturar el alma de una persona luego de que esta muere. Demás está decir que eres libre de opinar sobre el fenómeno zombie. Lo que si no podemos dudar es que salieron de la pantalla y ahora están entre nosotros.

No es bueno y tampoco es legal

No está demás decir que la zombificación es un proceso completamente ilegal, aun cuando esta sea una práctica frecuente en Haití. El código penal haitiano, considera este acto como un envenenamiento agudo. Como consecuencia, se condena con pena de cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *