misterio de la fuga de alcatraz

El misterio de la fuga de Alcatraz

Alcatraz fue una de las prisiones más reconocidas en todo el mundo gracias a que fue construida sobre una pequeña isla en medio de la Bahía de San Francisco, al norte de California, de la que supuestamente era imposible escapar por las fuertes y frías corrientes de agua que la rodeaban.

También conocida como “La Roca”, desde su apertura en el año 1933 fue el hogar de aquellos que eran considerados como los criminales más peligrosos o personas irrecuperables para la sociedad hasta su cierre en el año 1963. Entre algunos de los convictos más conocidos destaca Al Capone.

misterio de la fuga de alcatraz

Durante el tiempo que este lugar funciono como una prisión se llevarán a cabo distintos intentos de escape. El más sangriento de todos ellos ocurrió en el año 1946 y es conocido como “la batalla de Alcatraz”, en la que hubo un gran número de muertos y heridos.

 

Sin embargo, hoy en día cuando las personas piensan en esta prisión no pueden evitar pensar en el misterio de la fuga de Alcatraz. La fuga se llevó a cabo el 11 de junio de 1962 y tres prisioneros lograron vencer todas las medidas y cuerpos de seguridad de la prisión. Los tres convictos que lograron escapar son: Frank Lee Morris, Clarence y John Anglin.

Para escapar los prisioneros excavaron un túnel utilizando una cuchara durante tres meses. Morris era un traficante de drogas y los hermanos Anglin eran unos ladrones de banco, así que no estaban cortos de ideas sobre cómo salir de la prisión.

fuga de alcatraz

La planificación de su escape duro más de un año y se sabe que un cuarto preso llamado Allen West también estaba incluido en el plan de escape. Cada uno de ellos tuvo que escavar su propio túnel en los huecos de ventilación de sus celdas y también tuvieron que robar materiales para poder armar una cabeza y cuerpo utilizando papel maché para colocarlos en sus camas durante la noche. Allan West fue el único que no consiguió escapar gracias a que su túnel no tenía el ancho necesario.

Luego de que se llevará a cabo la fuga y de que el FBI hiciera su investigación, en la versión oficial del informe se estableció que los tres fugitivos habían muerto ahogados en el intento de fuga, siendo declarados como muertos por el gobierno de Estados Unidos. Aunque no hubo ninguna prueba y no se encontró ningún cuerpo, por las fuertes corrientes y la baja temperatura del agua, esta era la versión que tenía más sentido.

Sin embargo, también había algunos indicios que señalaban que tal vez los tres prisioneros, o al menos los hermanos o uno de ellos, habían logrado escapar. Una de estas pruebas más concluyentes era que la madre de los hermanos Clarance y John Angling recibía un ramo de flores muy grandes cada año en su cumpleaños, flores que no tenían tarjeta.

Asimismo, Alfred Anglin, el tercer hermano que estaba encerrado en una cárcel diferente, aseguro algunos meses después de la fuga que sus hermanos lo habían contactado. Al siguiente año, a pesar de que estaba a punto de salir por libertad condicional, Alfred intentó escapar como sus hermanos y falló, por lo que fue electrocutado.

hermanos Anglin

Pero el misterio dio un gran giro varios años después cuando dos sobrinos de los hermanos Anglin aseguraron que tenían pruebas de que sus tíos estaban vivos y aseguraban que estos dos habían conseguido rehacer sus vidas. Para probarlo mostraron una fotografía en la que afirman que se pueden ver a sus dos tías. La foto fue tomada en 1975 en Brasil y fue mostrada por los sobrinos en el año 1992.

Supuestamente la fotografía fue tomada por un viejo amigo de la familia que se encontró con ellos. Se dice que los hermanos le contaron que esa noche consiguieron amarrar un cable eléctrico al ferry de pasajeros que dejó la isla esa noche, siendo remolcados en la oscuridad del agua hasta la orilla de San Fráncico.

En cuando a Frank Lee Morris, nunca se volvió a saber nada de él, por lo que no se sabe si murió esa noche o si simplemente desapareció por completo del radar y volvió a empezar su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *