Caballeros templarios

Grandes Secretos de los Caballeros templarios

Durante la Edad Media, hubo un movimiento masivo de peregrinos hacia Jerusalén, lo que los ponía en constante riesgo. Tanto la Iglesia como los reyes de toda Europa, se preocuparon por la seguridad de estos cristianos, que suponían una baja para la causa de Dios.

Como medida para resolver este asunto, se creó el primer ejército militar cristiano. Se trataba de los Caballeros Templarios. Sin embargo, siempre existió cierto misticismo en torno a las actividades que se desarrollaban dentro de esta organización.

La velocidad con que iban acumulando poder, era impresionante, y llegó a considerarse a la Orden del Temple como una de las sociedades cristianas de mayor influencia de la época. Llegó a ser tan importante, que posiblemente esta fue el inicio de una conspiración para su caída.

La Orden del Temple

Durante el año de 1065, los turcos tomaron en su poder a Jerusalén.Debido a la preocupación de la Iglesia por la pérdida de Tierra Santa de sus dominios, se organiza un ejército en pro de la causa, y se prepara para recuperarla. Liderados por Godofredo de Bouillon, el ejército logró recuperarla para el año 1099.

Al estar en manos de los cristianos nuevamente, se masificaron los viajes de los peregrinos hacia Tierra Santa. Para la Iglesia, esto fue otra razón para preocupante, ya que la vida de algunos cristianos se encontraba en riesgo.

Caballeros templarios

Al presentarse este problema, es que nace la idea de crear una organización que fuera capaz de protegerlos. Entre el año 1118 y 1119 es el momento en que se crean los Caballeros Templarios, gracias a Hugo de Payens. Para este momento, tan solo eran nueve caballeros que formaban parte de la organización.

De alguna manera, los integrantes se encontraban relacionados de alguna manera. Ya sea por compartir la misma sangre, o por enlaces matrimoniales, de alguna manera se encontraban emparentados.

Quienes formaban parte de la Orden, o eran soldados o monjes. Por primera vez, estos hombres religiosos tomaban las armas para librar batallas en nombre de Dios. Y es que la Iglesia colaboró a su creación para que defendieran su causa.

Al creer que todas sus campañas eran en favor de Dios. Aseguraban que tras su muerte, podrían entrar al Cielo. Y al ser considerados una fuerza que nunca se rendía, llegaron a ser poderosos y casi invencibles.

Pero la corona francesa quería su extinción, sobre todo por el hecho de que existía una gran deuda de parte de Felipe IV hacia los Templarios, cuando estos habían pagado su rescate. Por eso confabuló para que estos fueran acusados de herejía, sodomía y otros crímenes deplorables, para lograr acabar con la Orden.

A pesar que los caballeros negaron tener algo que ver con esto, fueron torturados hasta sacar confesiones que posiblemente eran falsas. Tras esto, fueron ejecutados y la Orden del Temple fue disuelta.

Los rituales de los templarios

Los misterios que rondaban en torno a los Caballeros Templarios, llegaron a desertar la curiosidad de muchos, descubriendo de esta manera que realizaban un ritual de iniciación a cada persona que deseaba formar parte de la Temple.

Un preceptor designado se encargaba de analizar si el postulante era adecuado para ingresar a la Orden. Su condición física era importante para su selección. Luego pasaban a una habitación donde se le explicaba el reglamente por el que se regía la organización, para luego juramentarse. Este era el momento donde dejaba atrás su ropa común, para tomar el uniforme de los Templarios.

Caballeros templarios

Pero existe una parte de la iniciación que realmente se desconoce si es real. Según se conoce, se le indicaba al postulante que debía escupir una cruz y renegar a Cristo. Además, podía llegar a ser golpeado violentamente por el preceptor. Y por último, este lo besaba en la boca, y el nuevo miembro debía responder besándole el ombligo y la parte posterior de su cuerpo.

Debido que en sus últimos años, la Orden fue perseguida y obligada admitir sus pecados, existe la posibilidad de que este ritual no sea del todo cierto, y sea parte de una confabulación para opacar su nombre hasta el fin de los tiempos.

Los templarios y el Santo Grial

Los Caballeros Templarios fue una organización creada para la necesidad de defender la Tierra Santa, y a los peregrinos cristianos que la visitaban constantemente, ya que al transitar zonas de gran peligro, se encontraba en riesgo su seguridad.

Pero sus actividades no se limitaron a esto. Al parecer, eran creyentes de que Jesús tuvo una relación amorosa a tal punto de casarse con María Magdalena y hacerla su compañera eterna. La Iglesia siempre trato de ocultar esta parte de la historia, y aseguraba que tales declaraciones eran falsas.

Caballeros templarios

La Orden del Temple estaba al tanto de que posiblemente de esta relación nació, una hija. Y que el famoso Santo Grial no era sino María Magdalena, al considerarse la copa que albergó la sangre de Jesús. Es gracias a esto, que empiezan la búsqueda de su cuerpo, logrando recuperarlo.

El alfabeto de los templarios

Debido a que la Orden del Temple quería mantener sus actividades lo más secretas posibles, decidieron elaborar un alfabeto que les permitió comunicarse entre los miembros. Se consideraban expertos en criptografía, lo que les facilitó crear su propio lenguaje escrito.

Caballeros templarios

Utilizaron la cruz de su emblema, conocida como la Cruz de ocho beatitudes. Crearon figuras por cada letra, que eran originadas de una parte del emblema. Todos los miembros de la Orden llevaban colgado un medallón con la forma de la cruz que les permitía descifrar cualquier mensaje. Para lograr completar el alfabeto, añadieron líneas que hacían nuevas formar y que permitían crear un elemento para cada letra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a nuestro canal de Youtube