Las armas secretas de los Nazis

Hitler fue el personaje icónico que con su carisma y capacidad de convencimiento, logró que el partido Nazi escalara posiciones, hasta tal punto de gobernar Alemania. Pero las premisas con que a la larga fue dirigiendo el país, se mostraron algo extremistas y fueron consideradas por otros como una forma de atentar contra la humanidad.

La manera en que empezó a declarar al hombre blanco como la raza dominante del mundo, llevaron a Hitler a tomar las acciones más reprochables e inhumanas que fueron el detonante de una guerra que cobro vidas de inocentes, pero fue el fin de una era de terror.

Estas acciones con las cuales fue señalado el Führer, fueron ejecutadas con las herramientas más temibles, que aseguraban el exterminio de cualquiera que se le opusiera.

Wunderwaffen, lo que pudo haber sido un terror

Adolf Hitler había sido reconocido por ser un hombre aparentemente sin sentimientos de empatía. Su mentalidad macabra lo llevaba a crear planes para ejecutar personas, ideando formas llena de sufrimiento, sin importar la víctima.

Pero también, necesita asegurar su victoria en el campo de batalla, y lograr su cometido de dominar el mundo y hacer del alemán la raza aria. Es aquí, donde Hitler inicia proyectos de armas para la guerra que le permitieran eliminar cualquier enemigo a su paso.

armas secretas de los Nazis

Nacen las Wunderwaffen, o armas milagrosas, que para el partido Nazi, era su pase a un mundo sin cualquier individuo de raza débil, y la instauración de un nuevo régimen, bajo el mando del Fürer.

Tras construir el nuevo armamento, solo algunos formaron parte de la guerra. Pero otros pasaron a ser conocidos como las armas secretas de los Nazis.

Las armas Nazis que no se usaron en la guerra

El Fürer había planeo la construcción de armamento que no solo permitiera la defensa de sus tropas, sino que diera pie a la instauración de sus ideales en todo el mundo. Por eso, se centraba en el desarrollo de armamento que pudiera someter a cualquier enemigo.

Una de sus ideas más innovadoras, fue la construcción de un cañón sónico. Poseía una cámara de disparo donde se almacenaba una mezcla de oxígeno y metano al momento de realizar el disparo. Una vez efectuada la detonación, se producía un rayo sónico de gran alcance. Podía matar a cualquier persona que se encontrara cerca del alcance de 50 metros de la onda sonora.

Otra de sus creaciones más icónicas, fue el portaaviones Graf Zeppelin. Se diseñó para albergar un total de 50 aeronaves. Su construcción nunca fue culminada, y a pesar de quedar a un 95%, fue lanzado al mar y bautizado. Pero debido a las derrotas que se avecinaban en la guerra, se decidió que debía ser hundido. Esto no ocurrió, y terminó en manos de los soviéticos, quienes lo usaron como blanco de práctica para hundir buques. Su paradero fue un total misterio, hasta que en el 2006 dieron con sus restos bajo el mar.

armas secretas de los Nazis

Pero el que demostró su maro frialdad, fue el Fieseler Fi 103R, un tipo de avión bomba, donde el tripulante estaba consciente de que cometería suicidio. A pesar de que nunca se usó en la guerra, si realizaron pruebas con voluntarios obligados a firmar un acta donde declaraban que estaban de acuerdo en dar su vida en las pruebas.

Proyectos de armas que quedaron en el olvido

Eran muchos los proyectos bélicos que querían desarrollar los Nazis para acabar con cualquiera que quisiera oponerse. Pero al ser tantos, algunos solo quedaron en papel, sin llegar a desarrollarse un prototipo.

Entre las ideas que mayor terror pudiera haber infundido, se encontraba el Sonnengewehr, o cañón solar. Se trataba de un espejo, capaz de dirigir la luz del sol a puntos específicos de la tierra. A través de una superficie cóncava, se almacenarían los rayos del sol, y una vez focalizado el objetivo, sería disparado el ataque solar, quemando a cualquiera que estuviera en el rango.

armas secretas de los Nazis

También se conoció un arma vórtice, diseñada para generar torbellinos que permitieran derribar naves enemigas. La idea era un mortero que lanzara proyectiles a base de carbón, que al detonar, produciría el torbellino. Durante las pruebas, el prototipo no mostró resultados satisfactorios, por lo que se abandonó la idea.

Armas míticas del régimen Nazi

Pero lo que causo cierto terror tras el término de la guerra, fue el descubrimiento de dos posibles armas que fácilmente acabarían con la existencia de cualquier persona que se encontrara en el rango de alcance de estas.

Se presentaron especulaciones de una posible arma conocida como Die Glocke, o la Campana Nazi. Fue creada como un dispositivo que pudiera anular la gravedad. Trabajaba con una sustancia conocida como Xerum 525. Al accionarse, emitía un brillo violeta.

Era un artefacto muy pesado, y en su interior, su estructura integraba dos cilindros giratorios donde se almacenaba el líquido. Cuando entraba en funcionamiento, cualquiera que se encontraba en un radio de 250 metros, podía morir. Según la historia que ha sido difundida, algunos de los implicados murieron durante las pruebas a causa de ser un dispositivo altamente radioactivo.

armas secretas de los Nazis

La construcción de Die Glocke respaldaba el posible uso de OVNIs Nazis. Durante la guerra, se avistaron extrañas luces, que se nombraron como foofighters. Al no tener claro de donde provenían, y lo avanzada que era la tecnología en armas de los nazis, no cabe duda que hay posibilidad que Hitler pudo haber estado trabajando en platillos voladores para tener un mejor alcance de enemigos.

De ser cierto, estas serían unas de las armas secretas de los Nazis más letales que pudieron llegar a fabricar. El tiempo estuvo contra ellos, y los avances tecnológicos en el área de la guerra para los Nazis llegó a su fin, o es lo que parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *