la maldición de otzi

La maldición de Ötzi

Ötzi, también conocido como el Hombre de Hielo, es posiblemente el hombre más conocido de la Edad del Cobre, una momia que tiene más de 5.000 años de antigüedad que fue descubierta en los Alpes italianos, muy cerca de la frontera con Austria. Su descubrimiento tiene más de dos décadas y desde entonces muchos investigadores simplemente no pueden dejar de hablar sobre Ötzi.

Como suele suceder con la mayoría de maldiciones, aún hay una gran discusión sobre si la maldición de Ötzi es real o no. El motivo por el que en realidad hay una discusión sobre este, y por lo que muchos expertos creen que es real, es porque hay ciertas características de los restos momificados de Ötzi que parecen apoyar la existencia de una maldición.

la maldición de otzi

El origen de la maldición de Ötzi

Al igual que con muchas otras maldiciones, todo comenzó cuando un grupo de personas sacaron el cuerpo de Ötzi. El investigador Rainer Henn fue la persona que coloco sus restos en una bolsa de cadáveres para trasportarlos para una posterior investigación.

En el año 1992 Rainer estaba viajando hacia una convención en la que planeaba exponer los restos de Ötzi. Sin embargo, algunos creen que ahí la maldición se cobró a su primera víctima, ya que Rainer perdió la vida en un accidente mortal antes de llegar a su destino. Esto ocurrió un año después de que se encontraron los restos de Ötzi.

Víctimas de la maldición de Ötzi

En aquel momento nadie sospechó que el Hombre de Hielo tuviera algo que ver con la muerte de Rainer, por lo que el investigador Kurt Fritz no lo pensó dos veces para seguir con la investigación sobre los restos. Para seguir con su investigación Kurt iba trasportando los restos de Ötzi cuando una avalancha cobro su vida en el año 1993, un año después de cobrarse a su primera víctima.

Fritz no iba solo cuando murió, ya que iba con su grupo de expedición cuando ocurrió la avalancha. Sin embargo, él fue el único que perdió la vida. Aquí cuando algunos comenzaron a pensar que era mucha “coincidencia” que los dos investigadores de Ötzi hayan muerto mientras transportaban sus restos.

Aunque Rainer fue la persona que agarró los restos de Ötzi para guardarlos en una bolsa, en realidad el Hombre de Hielo fue descubierto por Helmut Simon y Erika, su esposa. Ellos recibieron una gran atención por parte de los medios e incluso una compensación por su hallazgo, pero en realidad no siguieron involucrados en el asunto. Lamentablemente eso no fue suficiente para librarse de la maldición.

la maldición de otzi 2

En octubre de 2004, Helmut Simon desapareció durante una expedición en los Alpes. Cuando desapareció se complicó el clima con una gran tormenta de nieve, por lo que los buscadores tardaron nueve días en encontrar su cuerpo. Se determinó que Simon había caído de un risco de más de 300 pies de altura, muriendo al instante.

Al parecer la maldición no sólo afectaba a aquellas personas que habían tenido un trato directo con los restos de Ötzi, sino afectaba a las personas que de alguna forma se conectaban con las victimas anteriores. Esto se cree debido a lo que le sucedió a Dieter Warnecke, quien fue el líder de la búsqueda de Helmut Simon cuando éste desapareció en los Alpes. Tan sólo unas cuantas horas después del funeral de Simon, Warnecke sufrió un ataque cardiaco que acabaría con su vida a los 45 años de edad.

Otro involucrado era Rainer Hölz, quien filmó la recuperación de los restos de Ötzi, video que posteriormente se convertiría en un documental. Como te estarás imaginando, luego de un tiempo Hölz murió de un tumor cerebral cuando el documental quedo terminado.

Después de todo esto, el experto Konrad Spindler fue el siguiente investigador que quedó a cargo de los restos de Ötzi. Él les comentó a los medios que la maldición era bastante falsa y que sólo era algo que habían creado lo medios para llamar la atención. Sin embargo, al poco tiempo Spindler murió de esclerosis múltiple.

El investigador Tom Loy encontró en la ropa de Ötzi distintos tipos de sangre, que si se juntan con las herramientas que tenía el Hombre de Hielo cuando fue encontrado, todo parecía señalar que había muerto luchando. Loy murió de una enfermedad sanguínea que se le diagnosticó después de haber comenzado a analizar los restos.

Realmente no se sabe qué es lo que ocasiona que todos los que están involucrados con Ötzi mueran. Algunos creen que como él murió luchando, su energía sigue haciéndole daño a las personas que se le acercan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *