historia del tarot

Historia del tarot

La gran popularidad del tarot tuvo su inicio cuando empezó a esparcirse por Europa durante el siglo XIV, donde alcanzó una gran fama y la gran mayoría de las personas que querían conocer detalles sobre su futuro visitaban a un tarotista para que le hiciera una tirada de cartas por algo de dinero o a cambio de algún objeto de valor.

En la actualidad el tarot está al alcance de todos, ya que ahora no tienes que conducir hasta donde haya un tarotista experto, sino que puedes consultar a expertos o hacer tirado desde internet. Por ejemplo, muchas personas usan el tarot del amor para conocer cuál será el futuro con su pareja o si conocerán a alguien especial.

¿Qué es el tarot?

El tarot es un juego de cargas que se usa como medio dio de clarividencia o adivinación, siendo el más famoso en su tipo. El mazo del tarot está compuesto por 78 cartas ilustradas con representaciones que están cargadas de simbolismo y significados que pueden representar mucho para las personas que hacen las tiradas.

Es considerado como un arte adivinatorio, el cual tiene el objetivo principal re desvelar acontecimientos que sucederán en el futuro de la persona que realiza la tirada, sirviéndole como referencia para saber qué decisión o camino debe tomar. Esto se hace mediante las tiradas de cartas de tarot por con un experto (presencial o digital) que sepa interpretar correctamente el significado de la o las cartas luego de hacer una tirada.

Expertos están de acuerdo en que los símbolos de las cartas del tarot están relacionados a otras disciplinas como la numerología, la astrología, la cábala e incluso la alquimia.

historia del tarot

Un breve resumen de la historia del tarot

Los historiadores consideran que el tarot es el padre de todos los juegos de cartas, los cuales tienen su primer registro en Occidente en el año 1377 en decretos que tenían el objetivo de regular los juegos de azar. Sin embargo, se sabe que la historia del tarot es mucho más antigua.

Las primeras barajas de tarot, como tal, tiene su registro entre el año 1430 y 1450 en Ferrara, Milán y Bolonia. En aquel entonces las cartas recibieron el nombre de “triunfos”.

Dichas cartas o laminas fueron documentadas en los registros de la corte de Florencia en el año 1440. Las cartas del tarot más antiguas que se tienen registradas consisten en 15 láminas pintadas a manos que datan del siglo XV, las cuales fueron hechas para la familia Visconti-Sforza, quienes gobernaban Milán.

Cuando los franceses conquistaron Milán y Piamonte en el año 1499 las cartas del tarot fueron introducidas a Francia, en donde ganaría una gran popularidad que haría que el tarot comenzará a usarse en casi todas las regiones de Europa.

Un detalle importante es que en aquel entonces estas cartas no tenían la finalidad de predecir el futuro de una persona, sino que simplemente eran usadas como un juego de cartas.

La adivinación por medio de las cartas de tarot tiene su primer registro en el año 1540.

¿Cuándo apareció el primer tarot?

Luego de más de 200 años, en 1781, un escritor llamado Antoine Court de Gébelin, publicó un libro en el que señalaba que la historia del tarot provenía de Egipto y no de Italia.

Los expertos consideran que fue el ocultista Etteilla fue quien edito una baraja de tarot para usarse con fines esotéricos, tomando como referencia el libro de Gébelin.

No tardo mucho para que la adivinación por medio de las cartas de tarot se hiciera popular en toda Europa cerca del año 1850.

Fue en Francia, específicamente en el año 1856, cuando se le dio el nombre de Tarot de Marsella por Roman Merlin, un historiador de cartas que le dio dicho nombre debido a que cartomantes franceses aseguraban que fue en la ciudad de Marsella, al sur de Francia, la que vio nacer dichas cartas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a nuestro canal de Youtube