misterio de momias momificadas

El misterio de los gatos momificados de Egipto

Los gatos momificados de Egipto han sido uno de los grandes misterios de la antigua civilización que podría tener una respuesta certera. Durante mucho tiempo, mediante excavaciones en tumbas egipcias, los arqueólogos han encontrado las fascinantes momificaciones de reyes y principies, pero hay un elemento que, seguro al principio muy pocos esperaban: encontrar gatos momificados.

Si tienes noción sobre la cultura egipcia sabrás que uno de los dioses que más culto le brindaban las civilizaciones antiguas era Bastet, diosa del antiguo Egipto adorada en la segunda dinastía que representaba protección, amor y armonía en los hogares.

Y es que ahí podría estar la respuesta al misterio de los gatos momificados de Egipto, la creencia en relación a los felinos gatunos. Hay mucho más que diseccionar para descifrar todo lo que esconden estos animales encontrados en las tumbas, por lo que hemos decidido crear un artículo sobre el tema.

Quédate porque seguro te ayudará a tener una mejor noción sobre una cultura muy rica en mitos y creencias.

¿Por qué los gatos eran momificados en Egipto?

Antes de ahondar en el secreto de los gatos momificados en la antigua civilización, necesitamos entrar en contexto sobre las creencias de los egipcios. Tal como vemos con Bastet, los antiguos habitantes de Egipto creían que los animales, pero sobre todo los gatos, tenían una posición en el más allá, siendo adorado como reyes y dioses.

gatos momificados de Egipto

Múltiples razas de gatos fueron ofrecidos como ofrendas religiosas a la Diosa del hogar, Bastet mediante la momificación. De hecho, eran criados desde pequeños para luego ser entregados como ofrendas, donde se registran al menos unas 200.000 especies de felinos momificados hasta el día de hoy mediante las excavaciones.

¿Qué representaban los gatos momificados de Egipto?

Existían unas cuantas razas de gatos en aquél entonces, como el gato salvaje africano, también conocido como gato del desierto. O el gato de los pantanos que venían de Asia, más grande pero de patas cortas, que eran momificados por ciertos motivos.

El significado certero de tal proceso de preservación era religioso. Ellos creían que al morir un gato, estos inspiraban a la vida, tanto como si fuese un humano corriente. Toda la familia entraba en luto y se afeitaban las cejas para plasmar su tristeza. De este modo, en vez de quemarlos, procedían a momificarlos como señal de respeto.

Eran colocados en sarcófagos de bronce o madera, adornados con rasgos o dibujos característicos de la época. Y pintando la superficie con ojos de vidrio coloreados.

Los egipcios y los gatos momificados

Una de las civilizaciones que más amaban a sus mascotas, sobre todo a los gatos, eran los egipcios. Llegaban a un punto de cariño que, cuando los reyes iban a ser momificados para preservarse a través del tiempo, pedían que su mascota los acompañara al más allá.

Por lo que no fue sorpresa en primera instancia para los arqueólogos encontrar tumbas de reyes egipcios o personas de la alta sociedad momificadas junto a sus compañeros para fortalecer el vínculo entre dueño y mascota, atravesando la delgada línea entre la vida y la muerte.

gatos momificados

Lo que sí no se esperaban los expertos era encontrar tanta cantidad de animales en las excavaciones. Ya que por lo general, matar a un gato era de mala suerte y hasta penado por la ley. Así que el misterio detrás de sus momificaciones tiene que ser puramente religiosa. Ya sea para pedir sus bendiciones o porque estaban atravesando por malos momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *