casos-reales-exorcismos

Casos reales de exorcismos a lo largo de la historia

A través de los tiempo se ha podido escuchar y hasta ver en videos o investigaciones casos de posesiones demoniacas que conllevan a rituales. Todos estos ritos tienen como objetivo hacer salir a la entidad paranormal del cuerpo de alguna persona. Por ello, a través de la historia es posible encontrar casos reales de exorcismos que han sido documentados en videos, películas y libros. Existen varios casos que destacan por su complejidad y horror, entre los cuales hemos querido destacar los siguientes.

El brutal asesinato de la familia de Michael Taylor

casos-reales-exorcismos

Este caso transcurre en Offset, Gran Bretaña. En 1971 el matrimonio acude a una apacible reunión de amigos, cuando su esposa Christine acusa a su esposo de tener una amante. Michael comenzó a soltar improperios y obscenidades que rápidamente fueron seguidas de actos violentos y erráticos, terminando con la salida del marido de la casa, haciendo pensar a sus vecinos que estaba poseído.

Este comportamiento continuó durante meses. Tanto así que hasta el propio Michael decidió hacer contacto con la iglesia para que le fuera quitado el demonio. El exorcismo duró una hora pero los sacerdotes alegaron que el demonio maligno aún seguía dentro y al llegar a la casa Michael asesinó a su esposa y a perro brutalmente. En el juicio sin embargo fue absuelto por demencia.

El caso de Arne Cheyenne Johnson

Es conocido como ser el primer juicio en el que se aludiría a un demonio asesino. A lo largo de la defensa, se  intentó demostrar que el acusado no era culpable de los crímenes cometidos. El argumento aplicado señalaba que el acusado se encontraba poseído por un demonio.

Arne había asesinado a su casero en el estado de Connecticut en el año de 1981. Los abogados intentaron argumentar que este acto se debió a la traumática infancia del asesino. Sin embargo, luego de consultar con los famosos parapsicólogos Edd y Loren Warren, determinaron que la posesión demoníaca era un hecho completamente veraz. En este caso el juez dictaminó que la posesión no era válida, sino que era una herramienta de defensa contra el asesinato y condenó al asesino a 20 años de cárcel de los cuales sólo cumplió 6.

David Berkowtz

Tambien conocido como el hijo de Sam o “The Forty Four Killer” fue un asesino en serie que era caracterizado por dejar notas provocativas en la escena del crimen. Durante su oleada de crímenes llegó a matar a 6 personas y a herir a otras 7. Ese verano de 1976 se le conoció como el verano de Sam. Cuando David fue identificado y enjuiciado, alegó que sus acciones fueron causadas por culpa de un demonio que lo poseía. Fue condenado a 6 cadenas perpetuas aunque se condena fue modificada en 1990 al haber pruebas que enlazaban a Sam a una secta satánica. Actualmente David aún sigue en prisión.

El caso que llegó a hacerse famoso en la gran pantalla

El exorcismo de Ronald Doe y Robbie Mannhein es exorcismo en el cual se basa la famosa película “El Exorcista”. Esto los convierte actualmente uno de los más famosos casos reales de exorcismos de la historia. Ronaldo o Robbie Mannhen es un seudónimo que le atribuyó la iglesia católica a este muchacho para mantener su anonimato.

La historia acontece a finales de 1940 cuando el pequeño Robbie intentaba contactar con su tía fallecida a través de la Ouija. Tras este intento los demonios poseyeron el cuerpo del niño que decía escuchar voces que nadie más podía oír  y que además los objetos tanto religiosos como normales levitaban a su alrededor.

El pánico surgió cuando comenzaron a aparecer mensajes en la propia carne del niño escritas por lo que parecían ser unas enormes garras invisibles que le dejaban profundas heridas.

El exorcismo se produjo bajo la aprobación de la iglesia y el sacerdote tuvo que aplicar unas 30 sesiones que terminaron de forma agónica pero satisfactoria, pues el joven por fin pudo ser liberado de aquel demonio que lo atormentaban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *