Solar Parker. Una importante misión será llevada a cabo por la Sonda Solar Parker al Sol, a nuestra estrella, debiendo soportar temperaturas de 1.400 grados centígrados sin derretirse.

Solar Parker

Despegará el 11 de agosto en una misión suicida que aportará muchos de nuestra estrella diseñada para soportar estas condiciones tan extremas. Se busca que se pueda resolver el enigma de la razón por qué la corona solar es más caliente que la superficie del Sol.

La temperatura de la corona es parte de la atmósfera solar y rebasa los dos millones de grados centígrados aunque la superficie está a unos 6.000 grados: “La corona solar es la extensión formada de plasma que rodea el sol y otras estrellas.  La temperatura en la corona, que se ha medido a través de líneas de emisión de elementos altamente ionizados, indica que a pesar de tener una densidad muy baja comparada con la fotósfera, que es la parte visible del sol, tiene una temperatura unas 400 veces mayor de varios millones de grados Kelvin”, comentó Mario Pérez , científico de la División de Astrofísica de la NASA.

También puede interesarte: La Tierra en riesgo de caer en estado invernadero irreversible

“El Sol para transmitir su energía lo hace a través del viento solar, que es un flujo de partículas cargadas emitidas desde la corona solar. Estas partículas forman un plasma con componentes tales como electrones, protones y partículas alfa o nucleones. En ocasiones y dependiendo del ciclo y actividad solar, esta liberación de plasma y magnetismo al espacio es significativa y seconvierten en eyecciones notorias que son parte de erupciones solares de materia al espacio.El interés es poder anticipar o predecir estas erupciones con objeto de proteger satélites y dispositivos sensibles a la radiación en nuestra Tierra”.

El experto Juan Felipe Ruiz , jefe adjunto del equipo de ingeniería mecánica de la Sonda Solar Parker.seguía narrando al respecto: “La Sonda Solar Parker va a volar adentro de la corona del Sol, la atmósfera del Sol, que tiene una temperatura en los millones de grados. Pero la atmósfera, en la parte del espacio donde volará la sonda, tiene una densidad muy baja. Entonces, aunque estemos volando dentro de una atmósfera de millones de grados, ese calor no le llega a la nave, no hay un mecanismo de transferencia de calor. El calor que sí tenemos que soportar y el gran desafío de ingeniería que hemos tenido que enfrentar para diseñar esta nave es el calor que llega de la radiación del Sol “.

Articulo: Jose Manuel García Bautista

Fuente: Cádiz Directo

Facebook de Planetamisterio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: