Flavio Cabobianco tiene ahora 32 años, tenia 10 años cuando realizó esta entrevista y según el proviene del Sol. Se define así mismo como un comunicador, un misionero que viene a este planeta. En esta conmovedora entrevista nos habla del alma, de cambios, del bien y de mal, de nuestra misión como seres humanos, de la mente, del amor, de Dios…

Seguramente Flavio sea una vieja alma viajera manifestándose a través de un cuerpo joven, simplemente extraordinario. Creo que sobran palabras.
El Niño que Vino del Sol, Flavio CabobiancoSeis años después de su primera edición, con 20.000 ejemplares vendidos en español hasta 1995, traducido al alemán y al francés, y tras innumerables entrevistas periodísticas al autor y comentarios de reconocidas personalidades del campo de la ciencia, la psicología y la espiritualidad, “VENGO DEL SOL” se reedita por un hecho irrebatible: la cosmovisión que Flavio Cabobianco enunció en sus primeros siete años de vida conserva toda su riqueza. Más aun: a medida que pasa el tiempo, esa memoria previa al nacimiento y ese conocimiento expuesto por él, niño aún, encuentran más puntos de contacto con los postulados de los más serios investigadores; uno de ellos el Dr. Joseph Chilton Pearse, profesor de la Universidad de Nueva York, prologa
su edición en inglés.

“VENGO DEL SOL” surge a partir de un trabajo de ordenamiento que la periodista austro-argentina Ama Hilde

Brostrom realiza sobre la base de notas tomadas por Alba Zuccoli y Omar Néstor Cabobianco –padres de Falvio-, de los precisos dibujos donde Flavio ha organizado los niveles del universo y de los “libritos” donde agrupaba los materiales. En los encuentros con ella, Flavio, que entonces tiene 8 años, agrega comentarios a los dibujos y esquemas que facilitan la comprensión de sus explicaciones sobre temas tan inasibles como la formación de la materia, la misión al encarnar, los recorridos de las almas, la energía de los planetas y el
Universo, el tiempo-espacio, etc.

A medida que se adentra en ellos, Ama pide a Flavio qu ele amplíe algunos
conceptos: sus respuestas, incluidas en el libro, van aún más lejos.

La aparición del libro, en diciembre de 1991, obliga a Flavio, que entonces tiene 11 años, a legitimar su condición de joven escritor. Tanto frente a sus compañeros de escuela, donde aparecía como un niño tímido y algo retraído, como ante la prensa masiva, más interesada en comprobar sus prodigiosos conocimientos que en explorarlos junto a él.

Flavio sostiene el peso de esa temprana — y abrumadora — popularidad durante un año. Al cumplir los 12, decide no aparecer más en los medios. Sólo responde las cartas que le llegan — un verdadero aluvión — y algunos llamados telefónicos. Necesita vivir a pleno su último año de escuela primaria.

En la actualidad, Flavio cursa el secundario en una escuela humanística con formación filosófica. Colabora con su padre en un libro sobre Psicología Transpersonal y con su hermano Marcos en “El Juego de las Sombras”, un juego de rol que rescata la dualidad del ser humano. Como todo muchacho de 16 años (1997), intenta sacarle el jugo a la vida. “VENGO DEL SOL” sigue siendo, para él y sus lectores, una conexión directa con la Luz.

Libro en PDF: https://goo.gl/dtD1tV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.