Modelo Tailandesa Poseída por un demonio durante una entrevista de TV

Cualquiera que haya viajado a Tailandia probablemente haya visto pequeñas “casas de juguetes” cerca de los edificios. Esas son las casas de los espíritus. Tailandia es un país budista, pero los tailandeses han conservado un gran número de creencias animistas que se derivan de los tiempos pre budistas. Así que el budismo tailandés se mezcla con una religión basada en los espíritus. En Tailandia casi nunca hablan de sus creencias espirituales con los extranjeros. Es casi como un secreto bien guardado, y la única evidencia obvia es que el alcohol está presente en todas y cada una de las casas.

Pero la realidad es que los tailandeses creen que hay espíritus en todas partes, y algunos de ellos tienen la capacidad de provocar grabes problemas a los seres humanos. Por lo tanto, tienen que ser apaciguados para que no desaten su furia y su rencor, mediante pequeñas casas independientes en miniatura que sólo son para ellos. Todas las mañanas se pueden ver a los tailandeses haciendo ofrendas de agua, comida, incienso y flores a los espíritus de su pequeña casa. Pero no todos los espíritus se quedan conformes con estas ofrendas. Hay fantasmas tailandeses que pueden ser bastante desagradables y pueden acabar atacando o haciendo que enferme su víctima.

Y al parecer uno de estos espíritus ha aparecido delante de millones de personas. Una modelo tailandesa fue poseída por un espíritu maligno durante una entrevista de televisión.

Posesión infernal en directo

Modelo Tailandesa Poseída por un demonio

La joven modelo tailandesa Thippawan ‘Pui’ Chaphupuang acabó siendo víctima de una supuesta posesión demoníaca. Durante una entrevista de televisión, la voz de la modelo se comenzó a distorsionar, exigiendo al presentador que le trajera sangre de cerdo. Justo antes de este suceso, Thippawan explicaba en la entrevista que en muchas ocasiones era visitada por un fantasma caníbal conocido como Phi Pop. Y es que, según ella, alguien había enviado el espíritu maligno para torturarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.