No Olvides Suscribirte a Nuestro Canal en YouTube

Los Magos, los Ilusionistas y el Pacto con el Diablo. Un elemento común en las historias y el folclore de todo el mundo es el concepto de hacer un pacto con el Diablo o un demonio similarmente poderoso, en el que implica un intercambio de alma por diabólicos y siniestros y favores como fama, riqueza, poder, juventud, fuerza o habilidad excepcional en una profesión. De hecho, tales historias están tan arraigadas en varias culturas, especialmente las basadas en el cristianismo, que “hacer un pacto con el Diablo”se ha convertido en un proverbio coloquial común en muchos lugares.

Sin embargo, por más que estos pactos diabólicos sean simples mitos, leyendas o ficción, ha habido a lo largo de los siglos aquellos que supuestamente realizaron tratos reales con el mismísimo diablo o al menos con poderosos demonios. Y esto no solo demuestra que es posible pactar con el diablo, también que existen entidades demoníacas e incluso el mismo Satanás. Un tipo muy común de pacto con el Diablo es aquellos que desean alcanzar una gran habilidad en su arte o profesión, y este parece ser un hecho particularmente popular entre los magos o ilusionistas.

Ellos pactaron con el diablo

Son muchos los creen que hay magos o ilusionistas dedicados al arte de la magia negra. Hacen cosas que a simple vista parecen ser de naturaleza sobrenatural y no simples trucos de magia basados en el engaño y la prestidigitación. Uno de ellos es Steven Frayne, más conocido artísticamente como Dynamo, quien ha sido capaz de pasar literalmente su cuerpo a través de sólidas paredes de ladrillo y vallas de acero. El mago asiático llamado Yif pasó un teléfono móvil a través de una botella de plástico, convirtió una bola de masa en una baguette de 1 metro de largo, además de hace otras cosas sobrenaturales en la calle, en restaurantes públicos y usando objetos que otros le dieron, sin estar preparados para la ocasión.

Los expertos en la materia dicen que lo que busca el demonio es mostrar su poder sobrenatural, y parece ser que magos como Dynamo, Yif, David Blaine, Criss Angel y Justin Flom definitivamente son títeres del poder demoníaco. Y entre aquellos que pactaron con el diablo también debemos incluir a David Copperfield, considerado como el mejor ilusionista de todos los tiempos. Copperfield es un mago, un hechicero que practica magia negra, pero pocas personas parecen ser conscientes de ello. La mayoría de la gente simplemente cree que es un mago brillante que prepara todos sus espectáculos mediante equipos y tecnología avanzada.

Los Magos, los Ilusionistas y el Pacto con el Diablo.

Más que una ilusión

La realidad es que cuando un mago o ilusionista pacta con el diablo están siendo asistidos por demonios muy poderosos que pueden manipular fácilmente tanto la mente como la materia, por lo que consiguen hacer números que parecen humanamente imposibles. Y es que la magia es la única forma de arte en la que los demonios pueden mostrar sus poderes sobrenaturales sin correr el riesgo de que la verdad sea descubierta. Los demonios son aparentemente vanidosos y les encanta usar magos para mostrar sus capacidades. Disfrutan viendo las expresiones de incredulidad en los rostros de los “estúpidos” humanos.

Los demonios saben que la gran mayoría de la gente simplemente cree que todo es solo un truco, solo otra ilusión y estrictamente puro entretenimiento. Cada uno de los ilusionistas anteriormente citados, permitieron voluntariamente ser poseído a cambio de riqueza, fama y poder. Literalmente vendieron sus almas al diablo.

Maestros de los pactos demoníacos

En Internet puedes conseguir numerosos vídeos que revelan claramente a varios magos practicando magia negra, pruebas más que suficientes que demuestran que este tipo de pactos son reales y que pueden tomar posesión de un ser humano y hacer que estos hagan cosas extraordinarias y sobrenaturales. El autor canadiense Manly Palmer Hall y el ocultista Aleister Crowley, ambos francmasones de grado 33, se refirieron a esta forma de magia como Magia Negra. Aleister Crowley fue el practicante más famoso de la Magia Negra en el siglo XX y con frecuencia se refería a sí mismo como “la Gran Bestia”.

También puede interesarte: Las Predicciones Más Increíbles Para 2018

Manly P. Hall escribió en su famoso libro titulado “Las enseñanzas secretas de todos los tiempos”,que es posible hacer pactos con espíritus mediante los cuales el mago se convierte durante un tiempo estipulado en el maestro de un ser elemental. La verdadera magia negra se realiza con la ayuda de un espíritu demoníaco, que sirve al hechicero durante toda su vida terrenal. Por su parte Crowley admitió que los libros que escribió le fueron dictados por un espíritu llamado Aiwass del Antiguo Egipto. Tal vez la enseñanza más famosa atribuida a Crowley fue “Haz lo que tú quieras será toda la Ley”.

Los Magos, los Ilusionistas y el Pacto con el Diablo.

¿Cómo funciona el pacto?

Como seres humanos, tenemos el potencial de crear magia, que es el arte de usar fuerzas naturales para controlar la energía y producir un efecto deseado. Cuando aprendemos a acceder a los poderes más profundos de nuestros espíritus, mentes y corazones, podemos controlar la materia y manifestar lo que queramos de la nada, Aprender a cómo acceder a nuestros poderes espirituales para controlar la materia requiere mucho tiempo y trabajo. Los monjes en el Himalaya y Shaolin son grandes ejemplos de personas que pueden acceder a sus poderes espirituales más profundos.

Los Magos, los Ilusionistas y el Pacto con el Diablo.

Estos monjes pasan décadas entrenando sus cuerpos, mentes y espíritus para despertar sus poderes espirituales para controlar la materia, lo que les permite levitar y hacer cosas que se consideran “sobrenaturales”. Sin embargo, esto no significa que sean inmunes a la posesión demoníaca, pero sus mentes son demasiado fuertes para controlarlos. A diferencia de los monjes, la mayoría de los magos e ilusionistas no pasan décadas entrenando sus cuerpos, mentes y espíritus, por lo que toman el camino más corto al hacer pactos con demonios.

Estos pactos tienen oscuros objetivos que les permiten a los demonios controlar a los magos e infectar sus mentes con pensamientos demoníacos. Una vez que un mago hace un juramento a un demonio y acepta darle lo que quiera,el ser demoníaco acepta ayudar al mago con magia. Este tipo de magia se conoce como magia oscura o negra. Pero también hay que recordar que estas criaturas necesitan nuestro consentimiento antes de poder dañarnos. Es por eso que es importante que aprendas sobre el “Derecho Natural” y la Ley del “Libre Albedrío”.

Al igual que nosotros, los demonios también están sujetos a la “Ley Natural”, por lo que si aprendemos a ejercerla los demonios no se acercaran a nosotros. Y también tienes que tener en cuenta que la posesión demoníaca no se limita solo a los magos. Muchas celebridades, líderes religiosos y políticos han pactado con el demonio, por lo que se encuentran bajo el poder demoníaco.

Y tú, ¿te atreverías a pactar con el diablo?

Fuente: Mundo Esotérico Paranormal

Facebook de Planetamisterio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *