Las Piedras que Crecen y se Mueven Solas en Rumanía

Las piedras sorprendentes se encuentran lejos de las ciudades en el centro y el sur de Rumania. Trovant – así las llaman los residentes locales. Resulta que estas piedras no sólo pueden crecer, pero, para gran sorpresa, reproducirse.

Las Piedras que Crecen y se Mueven Solas en Rumanía

En general, estas piedras están sin los lugares agudos, ellas son redondas o tienen la forma aerodinámica. En estas zonas hay muchas rocas de los cuales no difieren mucho estas piedras trovant únicas. Sin embargo, después de la lluvia con esas piedras pasa algo increíble: ellas crecen como los hongos, aumentando en tamaño.

En Rumanía hay un gran número de piedras que literalmente crecen por sí mismas. Las piedras son reales y conocidas como Trovants. Una serie de piedras con formas extrañas, y con unas características que se encuentran latentes, a los testigos del paso del tiempo, hasta que llueve. No mucho después de las últimas gotas de agua caída, inician un proceso de multiplicacion.

Y es que Rumania, conocida por ser la patria del Conde Dracula, territorio de los vampiros y demas criaturas que Hollywood se ha encargado de hacer famosas, tambien presenta en su territorio unas piedras que tienen una curiosa propiedad.

El lugar en cuestion es el Muzeul Trovantilor, o Museo de Trovants, declarado monumento por la UNESCO y se encuentra en el pueblo rumano de Costeti, a 8 kilometros de Horezu. El contenido de este museo es bastante peculiar… piedras, simples piedras… o no tan simples.

Una respuesta a “Las Piedras que Crecen y se Mueven Solas en Rumanía”

  1. Eso es imposible que sean piedra, y todo lo que dice no tiene sentido, eso es alguna clase de criatura no de esta tierra, me recuerdan a las rocas que se mueven solas en marte o jupiter, ahora no caigo en que planeta se ve algo similar, por eso me hace pensar de que eso no es de esta tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.