La Vieja Caravana del Camping

4 months ago

La Vieja Caravana. Bienvenidos a Planetamisterio, En esta ocasión voy a contaros una historia que podría decirse que he vivido en primera persona, una historia de miedo, una historia de terror y sucesos paranormales ocurridos en un camping de verano.

La Vieja Caravana

Llega el verano y las vacaciones tan esperadas durante todo el año, la gente en esta magnífica época de sol y altas temperaturas decide su destino de vacaciones para pasar unos días de reposo y desconectar del trabajo y la rutina diaria, pero en esta ocasión, en esta historia que voy a contarles vivida por una familia, ocurrió todo lo contrario, así que si te atreves y no tienes miedo, acompáñanos durante el transcurso de esta historia titulada La Vieja Caravana del Camping.

La Vieja Caravana

Todo comienza un día de verano como cualquier otro, en el sur de España, cuando una pareja y su hijo pequeño deciden tomarse unos días de reposo en uno de los innumerables camping de veraneo que hay por la zona. La primera impresión del lugar fue realmente buena, era un lugar agradable con mucha sombra, arboles, plantas y algunos animales comunes en la zona como los camaleones.

El camping estaba rodeado de tiendas de acampada, bungalows y caravanas de alquiler para pasar el verano, como el camping estaba casi completo, solo quedaba una vieja caravana libre en un rincón un poco más alejada de las otras, una caravana que se veía que ya había sido reformada y pintada varias veces durante los años. La otra opción era usar una tienda de acampada, pero en esta ocasión no contaban con ella y las demás ya estaban ocupadas, así que aunque la caravana se veía bastante vieja del uso, el lugar les pareció un sitio perfecto para relajarse durante unos días.

Mientras se instalaban dentro de la caravana y colocaban los objetos que traían para pasar el verano, sabanas para la cama, bañadores y toallas, una barbacoa para poder asar carne e incluso un repelente para los mosquitos, varias personas que ocupaban bungalows, tiendas y otras caravanas miraban muy atentamente como esta familia decidida a pasar unos días estupendos se instalaba.

Pasados unos minutos un niño de unos 6 o 7 años que correteaba por el camping se acercó a unos metros de la caravana y manteniendo la distancia levanto el pulgar y comenzó a gritar “susto”, “susto”, mientras la pareja lo miraban sorprendidos y su hijo que tenía más o menos la misma edad que el niño que gritaba “susto” “susto” cambiaba su expresión de felicidad por una de temor. En ese preciso momento un hombre se acerca para pedir disculpas por el comportamiento de su hijo alegando que es muy travieso y se pone nervioso con personas que no conoce. Este hombre cambiando el rostro de su cara afable por otro algo más serio le pregunta a la pareja si piensan pasar mucho tiempo en esa caravana, Carlos que así es como se llamaba el cabeza de familia le respondió de nuevo sorprendido con otra pregunta ¿por que, ocurre algo? con un rostro aun mas serio y alejándose con su hijo de la mano, este hombre le responde ya casi volviendo la cabeza para terminar de irse con la frase “no nada, solo que la caravana es muy vieja”

El resto del día transcurrió normalmente, fue un largo día de playa, a la vuelta asaron carne en la barbacoa e incluso disfrutaron bañándose en una pequeña piscina a modo de alberca que había en el interior del camping pegada a un pequeño chiringuito que servía refrescos y copas.

Pero llegada la noche, todo quedó en silencio, algunos ya dormían dentro de sus respectivos lugares, tiendas,  bungalows y caravanas. El niño travieso que no había parado de corretear por el camping durante todo el día también estaba ya en su  bungalows mirando por la ventana muy fijamente.

Carlos pensando en las palabras que el hombre le había dicho antes, que era un niño muy travieso y nervioso, no quiso tenerlo en cuenta y se dedico a contemplar las estrellas que cubrían el cielo como si de un manto muy luminoso se tratara, su hijo Carlitos y su mujer ya dormían cómodamente dentro de la caravana, varios minutos después Carlos también se fue a dormir.

Pero llegada la famosa hora del diablo o la hora del tiempo muerto, sobre las 3:33 de la madrugada, Carlos que no había logrado dormirse pensando en el niño mirando por la ventana y en la pregunta extraña de su padre sobre el tiempo que iba permanecer en la caravana, comenzó a oír extraños pasos como de una persona muy pesada que rodeaban la caravana alertándolo hasta el punto de levantarse.

Entonces ya de pié alertado por los misteriosos pasos comenzó a oír una voz  que llamaba a su hijo, “Carlitosss, Carlitosss” la caravana comenzó a balancearse de un lado a otro por misteriosas manos que la golpeaban sin cesar despertando a su mujer e hijo que aterrados gritaban. De repente todo cesó, la puerta ya no se movía intentándose abrir sola o por alguien enfurecido que quería arrancarla de cuajo, los cristales dejaron de chirriar y la caravana dejó de tambalearse cesando todos los ruidos.

Esta familia en un principio paralizada del miedo que les recorría el cuerpo desde la espalda hasta las pantorrillas poniéndoles los pelos de punta, salieron huyendo con su automóvil como alma que lleva el diablo, dejando todas sus pertenencias dentro de esa vieja caravana, esa vieja caravana maldita.

Al día siguiente ya de regreso en su hogar, aun algo nerviosos e incrédulos por lo que les había sucedido  pensando que todo había sido un mal sueño, suena el teléfono, el numero que podía verse en la pantalla era el del camping. El encargado lo llamaba para devolverle sus pertenencias y contarles algo que hizo que los pelos de todo su cuerpo volviera a erizarse sintiendo la misma sensación de terror y angustia que habían tenido la noche anterior.

NO OLVIDES SUSCRIBIRTE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

El encargado les contó que en realidad esa caravana en un principio no era del camping, era de un propietario que iba a veranear todos los veranos allí. Este señor muy corpulento, el dueño de la caravana, era dado a la bebida, siempre andaba todo el verano borracho y cuando discutía con su mujer que pasaba el verano con el y se enfurecía, salía de la caravana y comenzaba a golpearla y empujarla como intentando volcarla con su mujer dentro, luego se le pasaba  y todo volvía a la normalidad unas horas.

Según les contó el encargado una de esas noches el marido regreso de los bares de la costa mas ebrio aun que en otras ocasiones discutiendo de nuevo con su esposa, pero esta vez la agarro por un brazo y la empujo dentro del auto manejando muy rápidamente. A la mañana siguiente la noticia corrió como la pólvora, una pareja la cual el conductor iba ebrio se había salido de la carretera falleciendo en el acto.

También puede interesarte: Aparece Fantasma Real Dentro de un Avión de la Compañía Virgin Atlantic

Desde entonces cuenta el encargado del camping que lleva tiempo queriéndose deshacerse de ella pero que luego llega temporada alta y termina alquilándola de nuevo. Nadie era capaz de pasar más de una noche en la vieja caravana del camping.

Recuerda si vas de vacaciones elije con cuidado el lugar donde quedarte y recuerda si te ha gustado esta historia compártela con tus amigos.

Historia de Terror escrita por Grego, Director de Planetamisterio.net

Facebook de Planetamisterio

Grego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *