Hotel del Terror el Edificio más Macabro y Escalofriante de la Historia

Confesó 27 asesinatos, pero los expertos estiman que debieron ser casi 200. Aun así, solo pudo ser condenado por 9 de ellos. Lo más escalofriante de todo: la construcción de un hotel lleno de habitaciones secretas para secuestrar, torturar, matar y descuartizar a sus víctimas.

No es de extrañar que este estafador consumado y terrible asesino haya inspirado varias películas y series de televisión, entre ellas, American Horror Story: Hotel y la próxima película de Leonardo DiCaprio.

Bienvenidos al World’s Fair Hotel, el conocido Castillo de la muerte.

Estafadores, asesinos y pólizas de seguros

Hotel del Terror el Edificio más Macabro

Herman Webster Mudgett, conocido como, Henry Howards Holmes, comenzó su carrera criminal muy pronto, mientras estudiaba medicina en la Universidad de Michigan en 1882. Con 21 años, comenzó a robar cadáveres para desfigurarlos y estafar al seguro -cobrando las pólizas que el mismo contrataba con engaños y documentos falsificados-, haciéndoles creer que los asegurados habían muerto en un accidente. Fue solo el principio.

Abandonó la carrera antes de la graduación, para probar suerte en el mercado farmacéutico, trabajando en diversas ciudades del país hasta que decidió afincarse, junto a su mujer, Clara Lovering, en la farmacia de Elizabeth Holton en Chicago.

Hotel del Terror el Edificio más Macabro

En 1889, compró la farmacia de su mentora y un solar justo en frente -en la confluencia de la Avenida Wallace y la calle 63 Oeste- donde construyó un modesto hotel de tres plantas, con el objetivo de hacer negocio en la futura Exposición Universal de Chicago que se celebraría en 1893.

El World’s Fair Hotel, conocido como El Castillo debido a su robusta apariencia, fue edificado por el constructor y carpintero, Benjamin Pitezel, siguiendo las expresas y exactas instrucciones de H. H. Holmes. La edificación fue muy lenta, ya que cambiaron de cuadrillas en numerosas ocasiones. Luego veremos el por qué.

Con fachada de ladrillo, grandes escaparates y amplios ventanales en forma de bow-window, el World’s Fair Hotel fue conocido como El Castillo. En la planta baja, Holmes recolocó la farmacia,así como varias tiendas de regalos y souvenirs. En las plantas superiores se disponían las habitaciones para los viajeros que, provenientes de todos los rincones del mundo.

El edificio permaneció abierto hasta finalizar 1893, acogiendo a numerosos huéspedes y empleados, tanto de la farmacia y las tiendas, como del hotel. Tras la clausura de la Expo de Chicago, la economía local se contrajo y el hotel tubo que cerrar. 

De vuelta a las andadas

Hotel del Terror el Edificio más Macabro

Aunque el negocio parecía respetable, H. H. Holmes no había perdido sus malas costumbres, sino que las había empeorado con el tiempo.

Al cerrar el hotel, decidió abandonar Chicago con su nueva esposa, Myrta Belknap, para estafar de nuevo al seguro. Esta vez se puso de acuerdo con el abogado Jeptha Howe y el constructor, Benjamin Pitezel, para fingir la muerte de este último y repartirse la indemnización. 

Si quieres saber más sobre esta macabra y escalofriante historia sigue este vídeo hasta final:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.