FEMA reconoce estar preparándose para el posible impacto del enorme asteroide

2 months ago

FEMA reconoce estar preparándose

FEMA reconoce estar preparándose. Como ya publicamos en Planetamisterio, un enorme asteroide del doble tamaño que un Boeing 747 y más grande que la Gran Pirámide de Guiza se dirige peligrosamente hacia nuestro planeta. El asteroide, llamado “2016 NF23”, tendrá su máximo acercamiento a nuestro planeta hoya 29 de agosto a algo menos de 5 millones de kilómetros o el equivalente a 13 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

La enorme roca espacial está viajando a más de 32.000 kilómetros por hora y ha sido categorizada como un objeto potencialmente peligroso dada su trayectoria y tamaño. Los objetos potencialmente peligrosos son aquellos que alcanzan una distancia mínima que es igual o inferior a 0,5 unidades astronómicas de la Tierra y tienen una magnitud absoluta de 22 o más brillante. El 2016 NF23 tiene una magnitud absoluta de 22.9.

La NASA se pronuncia

Y después de varios días de especulaciones, la NASA finalmente ha decido pronunciarse sobre la enorme roca. Lindley Johnson, un oficial de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, dijo que en un principio no representaba ningún peligro para la humanidad.

“No hay absolutamente nada preocupante con el paso del 2016 NF23”, dijo Johnson al sitio web Space.com. “Este objeto simplemente se designa como un asteroide potencialmente peligroso porque su órbita se encuentra dentro de un radio de ocho millones de kilómetros de la órbita de la Tierra, pero no hay nada peligroso para la Tierra sobre este paso del asteroide.”

Preparándose para el peor de los escenarios

Sin embargo, a pesar de que la NASA a querido restar importancia al paso del 2016 NF23, el pasado 20 de junio la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de los Estados Unidos publicó un nuevo informe titulado “Estrategia y plan de acción nacional para la preparación de objetos cercanos a la tierra”. El plan, que es un documento de 18 páginas, describe los pasos a seguir por la NASA y la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) para evitar que asteroides peligrosos impacten contra la Tierra y preparar al país para las consecuencias catastróficas de tal evento.

FEMA reconoce estar preparándose

Si bien las posibilidades de un impacto de asteroides son bajas, las consecuencias son muy graves. El funcionario de FEMA, Leviticus Lewis, dijo que EE. UU. necesitaba estar preparado para todas las posibilidades.

“El impacto de un asteroide es uno de los posibles escenarios para los que debemos estar preparados”, dijo Leviticus Lewis, jefe de la Subdirección de Coordinación de Respuesta Nacional de FEMA, durante una teleconferencia, agregando que las posibilidades de un impacto de un asteroide catastrófico son bajas, pero las consecuencias son muy graves, por lo que hay estar preparado.

Desviar asteroides

Hay quien cree que la NASA está trabajando ahora mismo en un plan secreto para desviar el asteroide 2016 NF23. Esto es debido a que el nuevo plan abarca cinco objetivos. El primer objetivo es un esfuerzo liderado por la NASA para mejorar la capacidad de los EE. UU. para detectar, seguir e identificar asteroides cercanos a la Tierra.

El segundo objetivo de la NASA es garantizar que las diferentes agencias gubernamentales estadounidenses puedan acceder fácilmente a la información del impacto de los asteroides. FEMA y otros equipos de manejo de emergencias estarán informados en todo momento para prepararse ante el impacto de un asteroide y mitigar las consecuencias. El tercer paso es idear una forma de desviar un asteroide entrante. La agencia necesitará tecnologías que puedan utilizarse rápidamente, acercarse a los objetos cercanos a la Tierra y redirigir el asteroide para que no sea una amenaza.

El cuarto objetivo es colaborar con otras naciones. La Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA ya se ha asociado con la Oficina de Asuntos del Espacio Ultraterrestre de la ONU. Por último, el gobierno de los Estados Unidos ha desarrollado un plan de emergencia en caso de que un asteroide cercano a la Tierra en el caso de que fuera detectado o impactara contra la Tierra. La NASA y FEMA han desarrollado procedimientos de emergencia para cubrir impactos catastróficos de asteroides.

FEMA reconoce estar preparándose

Asteroides que pueden devastar ciudades enteras

Los astrónomos han identificado más de 8.000 objetos cercanos a la Tierra que son lo suficientemente grandes como para destruir ciudades enteras, como el 2016 NF23. Hay al menos el doble de asteroides más pequeños que pueden causar daños importantes a regiones más pequeñas. Y por muy poco que le guste recordar a la NASA, una de esas rocas espaciales más pequeñas explotó sobre Chelíabinsk, Rusia, en 2013.

Ninguna agencia espacial, incluida la NASA, fue capaz de detectar el meteoro. Provocó daños importantes en edificios que se encontraban a más de 90 kilómetros de distancia y más de 1.200 personas acabaron heridas. Después de este incidente, la NASA decidió comenzar la búsqueda de rocas espaciales más pequeñas para evitar que se vuelva a repetir el llamado “bólido de Cheliábinsk”. Es cierto que posiblemente el asteroide de mañana pase sin causar daño alguno a nuestro planeta, pero también es cierto que ha quedado patente que todo lo que diga la NASA sobre rocas espaciales carece de credibilidad.

También puede interesarte: La ONU Reúne a sus Expertos Para Trazar un Plan de contingencia Contra los “Robot Asesinos”

Por lo que nos quedamos con las declaraciones de Charles Bolden, ex jefe de la NASA: “Ante la llegada de un asteroide lo único que podemos hacer es rezar”. Según dijo Bolden en 2013, esto es lo que debería hacer cualquier país del planeta, ya que asteroides y meteoros pueden colisionar en cualquier momento contra la Tierra, incluso si están localizados.

Dicho esto, ¿quién es el que difunde el “alarmismo”? ¿Nosotros o aquellos que supuestamente deben de defendernos ante el impacto de un asteroide?

Fuente: Mundo Esotérico Paranormal

Facebook de Planetamisterio

Grego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *