Hola planetarios, hoy les traigo un tema muy interesante, el extraño caso de la persona sin Origen Humano conocido, les dejo el video que hice para los que no quieran leer o que quieran aprender mas del tema.

Es la historia de un hombre que en el año 2004 apareció golpeado, al borde de la muerte, desnudo y sin recordar nada, desde entonces vive con amnesia postraumática. Nunca lo reclamó un familiar, amigo o cercano y sus huellas no están en el registro de identificación, por lo que hasta ahora se desconoce quién es.

El Extraño Caso de Benjaman Kyle

Benjaman Kyle, escogió su nombre y fue el primer estadounidense en inscribirse personalmente en la lista de personas desaparecidas y apareció en varios programas de televisión, pero nadie lo buscó y los medios perdieron el entusiasmo. Estuvo ocho años viviendo de la caridad de la gente, ya que sin una identidad no puede encontrar trabajo estable y ni siquiera puede pedir asilo en un albergue para indigentes.

La campaña que se inició para ayudarlo, también junta firmas con el objetivo de llevarlas a la Casa Blanca y pedir que se le dé un carnet, entendiendo que su caso es único y que merece una excepción para poder normalizar en parte su vida.

En 2004, la empleada de una hamburguesería de Richmond Hill (Georgia, EE UU) encontró a Benjaman Kyle en un contenedor, desnudo y herido, sin documentación ni pertenencias. El hombre no recordaba absolutamente nada de su pasado ni sabía cómo había llegado allí. Lo llevaron al hospital, lo sometieron a pruebas y tuvo que ser operado de la vista, le diagnostricaron “amnesia retrógrada” (incapacidad de recordar los hechos anteriores a la lesión cerebral). Kyle incluso se sorprendió al verse en el espejo: “Parecía un hombre mayor y yo no me sentía así de viejo. No sentí que tuviera que ser tan mayor”.

La policía no consiguió encontrar nada sobre su pasado. En 2007 el FBI se involucró en la investigación, pero tampoco dio con la identidad, ni siquiera con algún documento que ampliara información sobre quién había sido Kyle. Sin identidad, nombre ni apellidos (el nombre de Benjamin Kyle se lo puso él mismo, aunque está muy convencido de que su nombre de pila es el original) no tienen derecho a un número de la seguridad social, con lo que no puede ser contratado, ni tampoco darse de alta en un refugio para personas sin hogar. Su situación es única.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.