Evidencias que demuestran que el Megalodón existe

Evidencias que demuestran que el Megalodón existe en nuestros océanos

3 months ago

Evidencias que demuestran que el Megalodón existe

Evidencias que demuestran que el Megalodón existe. La película de suspense más esperada del verano se ha estrenado este fin de semana. Estamos hablando de The Meg (Megalodón), dirigida por Jon Turteltaub y protagonizada por Jason Statham. Y ya ha causado sensación, ya que ha conseguido recaudar 44,5 millones de dólares, superando así todas las expectativas. La trama de la película es sencilla, se centra en la idea de que el Megalodón todavía existe.

El Megalodón es un tiburón prehistórico y se cree que es el escualo más grande de la historia. Los expertos no están seguros de qué tan grandes eran estas criaturas. Sin embargo, la mayoría coincide en que podrían crecer hasta alcanzar los 15 metros de largo, tres veces la longitud de un gran tiburón blanco. Pero la pregunta que todo el mundo se hace está es: ¿el Megalodón existe?

Evidencias que demuestran que el Megalodón existe

¿Hay evidencias de la existencia del Megalodón?

Presuntos avistamientos del Megalodón a lo largo de los años han llevado a la leyenda de un enorme tiburón prehistórico que aún habita los océanos de nuestro mundo. El Carcharodon megalodon fue una vez un verdadero tiburón, el depredador más temible que el mundo haya visto jamás, pero la ciencia moderna afirma que se extinguió hace mucho tiempo. La idea de que todavía pueda estar vivo fascina a algunos y horroriza a otros.

Aunque la mayoría de los biólogos marinos e investigadores de tiburones nos dicen que es imposible que haya conseguido sobrevivir al paso del tiempo, es interesante preguntarse si un enorme tiburón prehistórico podría existir en algún lugar de nuestro planeta. Con una longitud máxima de hasta 18 metros, el Megalodón fue el tiburón más grande que jamás haya existido, una máquina depredadora de dientes y músculos que atacaba a las ballenas adultas. Pero no es difícil imaginar que todavía podría existir una población de tales criaturas en algún lugar, viviendo sin ser detectadas. Y lo que muchas personas desconocen es que hay informes de enormes tiburones de más de 15 metros en todo el mundo. ¿Son estos encuentros avistamientos de Megalodón? ¿Es posible que la comunidad científica esté equivocada, y todavía existen?

El taxón lázaro y el Megalodón

Los científicos nos dicen que sabemos de la existencia del Megalodón solo a partir de registros fósiles y dientes preservados. Debido a que los esqueletos de tiburón consisten principalmente en cartílago, estas son las únicas partes que se fosilizan. Ningún espécimen vivo o muerto ha sido recuperado en los tiempos modernos, que sepamos. Además, no hay avistamientos “oficiales”documentados. Entonces, ¿qué nos hace pensar que todavía podría existir? De hecho, hay criaturas que son consideradas extinguidas pero que un buen día aparecen de la nada. Esto se llama taxón lázaro. Y son muchos los animales, como el tiburón Megalodón, que alguna vez se creyeron extinguidos o se considerando mitos, y siglos después fueron documentados.

Un ejemplo de esto es el Megachasma pelagios, tiburón boquiancho o tiburón de boca ancha, que no se descubrió hasta 1976. Esta enorme criatura marina eludió a los investigadores porque al parecer vive en aguas profundas y se acerca a la superficie solo de noche. Algunos investigadores especulan que podría ser el mismo comportamiento que hace que Megalodón sea tan difícil de detectar.

Un caso mucho más extraño es el del Coelacanthimorpha, un pez que se pensaba que se había extinguido hace 65 millones de años, hasta que fue descubierto en 1938, vivo frente a las costas de Sudáfrica. El Coelacanth es un pez prehistórico, conocido como un fósil viviente.

Y no nos podemos olvidar del Mesonychoteuthis Hamilton, calamar colosal. Es considerado un enorme monstruo marino de la vida real, con ejemplares que llegan a pesar más de media tonelada. A pesar de que fue descubierto en 1925, todavía sabemos muy poco sobre esta bestia. Los avistamientos de calamares colosales y gigantes por antiguos marineros son probablemente lo que llevó a las leyendas del monstruo marino Kraken.

Si estas especies tan antiguas y extrañas lograron sobrevivir al paso del tiempo sin ser detectada, ¿por qué el Megalodón va ser una excepción?

Evidencias que demuestran que el Megalodón existe

Historias y pruebas del Megalodón

Ahora vamos al quid de la cuestión. Hay gran cantidad de evidencias y testimonios bien documentados que demuestran que el Megalodón aún está vivo. Estas son algunas de las historias más conocidas:

La criatura misteriosa en las costas de Australia: En Mundo Esotérico y Paranormal publicamos un extraño caso ocurrido en 2014 en Australia. Científicos etiquetaron a un gran tiburón blanco de unos tres metros como parte de un programa de seguimiento. Cuatro meses después, el dispositivo de rastreo apareció varado en una playa. Cuando los científicos comprobaron los datos, descubrieron una extraña secuencia: el dispositivo había sido arrastrado a 1.900 metros de profundidad y luego fue engullido por algo mucho mas grande que el gran tiburón blanco.

Dientes enormes encontrados por el HMS Challenger: En 1875, dos dientes de un Megalodón fueron encontrados durante una expedición a bordo de la corbeta HMS Challenger. Los datos revelaron que esos enromes eran de tan solo 10.000 o 15.000 años de antigüedad. Esto significaba que el Megalodón se extinguió mucho después de lo que se creía, y lo convertía en un contemporáneo de los humanos modernos. Hay que recordar que diez mil años es muy poco tiempo en el mundo de la paleontología. No se necesita una gran imaginación para pensar que el Megalodón podría haber sobrevivido los últimos 10.000 años sin ser detectado en las profundidades de los océanos.

Pescadores aterrorizados por un tiburón gigante: En 1918, un naturalista australiano llamado David Stead investigó un extraño suceso que implicaba a unos pescadores locales. Estos se negaron a regresar al mar después de que un tiburón increíblemente grande se comiera sus capturas. Estos eran hombres expertos en todo lo relacionado con el mar, familiarizados con las ballenas y los grandes tiburones, pero todo lo que vieron les asustó tanto que se negaron a trabajar. Según Stead, lo describieron como de entre 35 y 90 metros de largo y de color blanco puro.

Un tiburón gigante de más de 16 metros: En la década de 1960, el capitán de un barco pesquero de 16 metros informó haber visto un tiburón blanco de al menos tan largo como su barco. La tripulación se negó a hablar sobre lo sucedido, pero el capitán explicó lo ocurrido. Cualquier marinero experimentado habría sido capaz de reconocer una ballena, pero el capitán afirmó que era un tiburón gigante.

El vídeo que demuestra que el Megalodón existe: Un vídeo publicado en YouTube en 2013, muestra como una cámara submarina registró una enorme criatura de unos 20 metros pasando justo en frente de ella.


La enorme criatura marina del Golfo de California: En 2009, el programa del canal History Channel “MonsterQuest” visitó el Golfo de California, donde se han informado de la presencia de enromes tiburones durante años. Estas bestias supuestamente son tres veces más grandes que los tiburones blancos conocidos en la zona, y al parecer están reduciendo considerablemente las poblaciones locales de mamíferos marinos. Son muchos los creen que el causante es una especie de Megalodón.

El monstruo de la Isla Bird: En 2012, en un episodio del programa Shark Wranglers llamado Monster of Bird Island, los investigadores de tiburones entrevistaron a un grupo de pescadores sudafricanos que afirmaban que había un enorme tiburón en la zona, tan grande como su barco. La embarcación parecía tener unos 15 metros de largo.

¿EL Megalodón vive en la fosa de las Marianas?

Para que el Megalodón todavía esté vivo, se habría tenido que adaptar a temperaturas más frías, un patrón de reproducción diferente y fuentes de alimentos muy diferentes. Algunos especulan que las poblaciones de Megalodón pueden haber sobrevivido en la fosa de las Marianasy otras partes profundas del océano.

Ciertamente, sabemos que las ballenas y los calamares gigantes llegan hasta altas profundidades, por lo que es concebible que Megalodón tenga el alimento que necesita. De hecho, una reciente investigación sobre el gran tiburón blanco demostraba que pueden llegar hasta mayores profundidades en busca de alimento. Y si el Megalodón tiene hábitos similares, tal vez se podría haber adaptado a la vida en las profundidades.

El veredicto

Paro la comunidad científica es imposible que el Megalodón haya conseguido sobrevivir hasta nuestros días. Se basan en que habría evidencias físicas como dientes, marcas de mordeduras o vídeos demostrando su existencia. Pero como hemos podido comprobar, ha evidencias suficientes como pensar que habría algunos ejemplares de Megalodón vivos. Después de todo, hay que recordar que más del 80 por ciento de nuestros océanos están inexplorados.

También puede interesarte: La Leyenda Del Queen Mary El Barco Fantasma

¿Esto significa que el Megalodón podría estar oculto en algún lugar en las profundidades de nuestros océanos? ¿Qué ocurriría si uno de estos ejemplares decidirá darse a conocer en un área densamente poblada?

Fuente: Mundo Esotérico y Paranormal

Facebook de Planetamisterio

Grego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *